Artículos

2006: El año de las apariciones

Indudablemente podríamos bautizar al 2006 como el año de las apariciones. No hubo semana en la que no apareciera una figura extraña o misteriosa en los lugares más raros. Fue el año en el que se consolidó el vocablo pareiolia, es decir, la ilusión sensorial por la que un estímulo vago y aleatorio es reconocido como algo con sentido (ejemplos: rostros en las nubes, cuerpos o figuras humanas en las paredes, caras diabólicas en volutas de humo, etc.). Y según Stewart Guthrie, uno de los pocos profesores que lo han estudiado, tales percepciones son parte de la forma en que los seres humanos están “construidos”.

Figura de la virgen en chocolate derretido.
Figura de la virgen en chocolate derretido.

La Virgen María y Jesús encabezan la lista

Las apariciones comenzaron cuando Martin Gregory, un profesor de Bexley, Kent, Reino Unido, de 52 años, descubrió que las raíces de una planta de espárragos mostraban las facciones de Jesucristo. También, la figura de una virgen apareció en un árbol de Eliseo y Virginia Garza, dos católicos devotos del condado de Gaines, en Seminole, EE.UU. El hecho ocurrió luego de que el árbol fuera impactado por un relámpago. Luego, con ribetes más pintorescos, otra figura de la virgen asomó en chocolate derretido en Fountain Valley, California. Cruz Jacinto, trabajadora de la cocina en Bodega Chocolates, la famosa repostería de Martucci Angiano, fue la primera en ver el terrón de chocolate derretido cuando comenzó a limpiar los goteos acumulados debajo de una tina grande de chocolate oscuro. El escurrimiento presenta un minúsculo círculo blanco, del tamaño de una goma de lápiz, que se encuentra en el centro superior de la figura. Cruz dijo que la mancha blanca es la cabeza del niño Jesús sostenida en los brazos de María.

Shirley McVane, de 81 años, una mujer de Chicago afirmó que la imagen de la Virgen María apareció en el estómago de su mascota, la tortuga de arena de su nieto. Después de siete meses de un embarazo difícil, Laura Turner miraba ansiosamente la foto del último ultrasonido de su hijo nonato. Al lado del bebé, que se chupaba el dedo, descubrió la figura de Jesucristo en un sudario. Los doctores le informaron que el niño podría nacer con síndrome de Down, pero Laura se reconfortó con la aparición: “Es como si alguien estuviera mirando a Joshua. Ha ayudado a hacer que nos sintamos con más seguridad y aunque no soy muy religiosa, ver la foto me da la tranquilidad de que las cosas van a salir muy bien y que Joshua será nuestro pequeño milagro.”

La figura de María apareció en las paredes quemadas por un incendio en la casa de Veronica Dennis, en Maine, Nuevo México. La señora Dennis fue más práctica y se dijo “de lo perdido, lo que aparezca” y subastó la figura por eBay alcanzando un valor de 2.500 dólares.

Imagen aparecida en el árbol de Antonia “Toni” Filipertis.
Imagen aparecida en el árbol de Antonia “Toni” Filipertis.

Se suman a la lista de “apariciones”, dos imágenes extrañas talladas en una banqueta de concreto frente a la casa de Lois Jones. Una marca se asemeja a su hija Debby, mientras que la segunda parece ser una pequeña versión de un crop circle, dijo la mujer de 81 años. Pero para sus amigos y familiares la figura se parece más a la Virgen María o a la Mona Lisa.

Una católica de Lockport, EE.UU., Antonia “Toni” Filipertis, de 84 años, nacida en Polonia, estaba a punto de sacar el coche del garaje para llevar a su hija a su cita con el doctor cuando oyó una voz detrás suyo. “La voz, me dijo ‘mira tu árbol’. Salí y estacioné el coche y miré el árbol y no vi nada.” Filipertis dijo que la voz de María era muy suave. “Ella dijo, ‘mira tu árbol. Estoy en tres lugares’”. Algunos vecinos vieron sólo dos figuras: la virgen cargando al niño y una cruz. Otros afirman ver más de tres figuras. Por lo visto, nadie se puso de acuerdo.

Peter Dimas descubrió la imagen de Jesucristo en el domo de la Holy Trinity Greek Orthodox Church, en Norwich, EE.UU. Después de identificar la imagen, Dimas consultó al reverendo Paul Pantelis luego del servicio y le mostró la cara. Pantelis dijo que podía verla, aunque le tomó algo de tiempo escudriñar el techo antes de encontrarla. “Parece la cara de Jesucristo”, dijo simplemente.

Los casos siguen. Leo Williams de California vio la figura de Jesús en un plato de manicotti, mientras comía en un restaurante italiano; Mike Thompson, de Ohio, encontró a Jesús en las sobras de su desayuno —pancakes— mientras limpiaba los platos; los miembros de la iglesia Reigning Light of the Healing Chapel en North Vernon, Indiana, vieron la imagen de Jesús en las puertas del recinto. La imagen es similar a la que aparece en el sudario de Turín. La ministra, Charlotte Pahls, cree que es un signo de Dios invitando a tocar a su puerta.

Burton Klatt, de Sun City, EE.UU., por años ha estado cavando en busca de oro. Una de las pepitas que encontró, cuyo peso es menor a una onza (28 gramos), se parecía a la cabeza de un caballo, pero su esposa lo corrigió y dijo que era en realidad la figura de la Virgen María sosteniendo al niño Jesús; Freddy Montero encontró lo que parecía ser una imagen de la Virgen María en un muro de contención de roca unido a su garaje, en Las Vegas; Rhonda Hodge of Duquesne, Pittsburgh, Pensilvania., halló la figura de Cristo en los rayos X de su espina dorsal.

Pareidolias para todos los credos

Los cristianos no son los únicos en encontrar santos por doquier: los seguidores del Islam afirmaron que han visto la escritura árabe para “Alá”’ o “Mahoma” en escamas de pescados, huevos de pollo, corderos y habas. Una persona aseguró que un cordero nació con la palabra “Alá” deletreada en árabe sobre su piel. Otro dice que los frijoles y huevos que compró muestran la palabra “Alá” en sus cáscaras. Alguien en el Reino Unido anunció que su pescado albino, Oscar, tenía la palabra “Alá” en un lado de su cuerpo y “Mahoma” en el otro.

“Imagen” de la Virgen María en un muro de contención de roca unido al garaje de Freddy Montero, en Las Vegas.
“Imagen” de la Virgen María en un muro de contención de roca unido al garaje de Freddy Montero, en Las Vegas.

Un atún con marcas que se parecen a un texto del Corán fue pescado por Said Ali en Vanga, un pequeño puerto pesquero en la costa de Kenia, unos 50 km. al sur de Mombasa. El ejemplar fue llevado al Departamento de las Industrias Pesqueras de Kenia, donde fue robado. El pescado era estudiado para saber si la inscripción árabe “Eres el mejor proveedor” era natural o si se trataba de una broma.

Miles de curiosos se reunieron en una aldea al Norte de Malasia para ver una palma de betel que muestra una cara parecida a la de los humanos. El fenómeno condujo a aldeanos en Kampung Paya a llamarlo el “árbol fantasma”. La cara se parece a una de esas máscaras rituales de una isla del Pacífico. Algunos aldeanos vendieron fotografías de la cara por 4 ringitts (unos 55 centavos de dólar). Al principio, los visitantes curiosos llegaron al sitio para ver el árbol. Otros, incluso tomaron partes de la palmera de betel, o Pinang, y se las llevaron. Muchos cortaron partes de sus raíces. Estaban convencidos de que el árbol tenía poderes curativos mágicos. El aldeano Abdullah Baharom, de 53 años, dijo: “Creen que las raíces contienen poderes curativos o que tienen valor medicinal. Lo que sea, no debieron haber cortado las raíces. El árbol morirá seguramente si la gente continúa cortándolas”.

Una mariposa en el distrito de Uttar Pradesh, en Gorakhpur, India, lleva en sus alas la imagen del señor de Rajashthan, Khatu Shyamji, un popular dios hindú, otra de las representaciones del señor Krishna. Los devotos llegaron en gran número a la casa de Baij Nath Baijal, donde apareció la mariposa. Mucha gente cree que es el señor Khatu Shyamji que está realmente descansando sobre las alas de este lepidóptero.

Expertos dudan de la veracidad de las apariciones

Harvey Egan, profesor de teología en la Universidad de Boston, no cree mucho en la divinidad de la mayoría de las “apariciones” religiosas reportadas: “Tales fenómenos son una prueba de que la gente verá en estas cosas lo que desea. Si es religiosa y hay cierta formación de nubes, puede ser que vea ángeles. Si es particularmente artística, puede ver una puesta de sol y decir que le recuerda a un Monet”.

Famosa “aparición” de la “virgen del sándwich”, subastada y vendida en 28 mil dólares.
Famosa “aparición” de la “virgen del sándwich”, subastada y vendida en 28 mil dólares.

No todas las reacciones fueron favorables. Un periodista de New York escribió:

“Hay deidades por todas partes. Están en troncos, conchas y colas de camarón. Si eres uno de los afortunados puede ser que descubras una en una bolsa de papas fritas o de pretzels. Es como un premio de Cracker Jack, pero es un hallazgo más lucrativo.

“No es una deidad, por supuesto, sino la copia de una; o por lo menos un facsímil razonable. Si escudriñas y miras rápidamente, o a través del fondo de un cristal grueso, puede ser que la hagas salir. Actualmente es la moda: encontrar imágenes santas. Es la olla de oro Pareidolia: María en el fondo de una sartén o Jesús en un molde. Ve, si encuentras una mancha, formación o fotografía de Jesús o la virgen, podría darte dividendos.

“Mientras preparaba esta historia leí cuidadosamente Internet para ver si había otra pareidolia nueva que asombrara al vecindario. Por un modesto centavo, comenzaron las ofertas en eBay por una foto de Jesús creada por las ramas de árboles en el campus de la universidad de Notre Dame. El dinero recolectado irá a la reparación del Mercedes-Benz de su dueño. No es mentira. Él dice eso en su historia, algo larga, con respecto a la foto. Oh, él también donará algo del dinero a la iglesia de su novia”.

Otro artículo en el mismo tenor:

“Hay más avistamientos de ella que de Paris Hilton, Lindsay Lohan, Jessica Simpson y Kevin Federline juntas en historias de las revistas US Weekly y People.

“Seguro, los avistamientos de Jesús han sido abundantes por siglos, pero la mayoría de ellos son poco, digamos, sexualmente atractivos. Su imagen ha sido observada en una roca, una sartén, un árbol, un auto, una nube (oh, por favor), un ladrillo, un pedazo de hoja de metal (¡nada sexy!), una tortilla, una cacerola para calentar nachos, un hueso de pescado, la cola de un camarón, un pierogi, una radiografía dental, una cartelera de Pizza Hut. Hubo una vez un avistamiento de Jesús en una caña de pescar. La imagen de Cristo también apareció en Tennessee en un congelador (conocido después de eso como congelador de Jesús).

Hubo muchas decepciones, como el famoso caso del Papa en una palomita o roseta de maíz (conocida como la Papa palomita) que resultó ser una broma.

Pero la mayor desilusión fue la de la virgen del sándwich, que se convirtió en el éxito de Dermot Flynn, un artista inglés, que creó retratos de caras famosas usando pan tostado y una sartén. La exposición de arte de sartén fue exhibida en la London’s Air Gallery hasta el 28 de octubre. No tardó en aparecer en Internet un aparato para hacer impresiones de cualquier tipo de imagen sobre pan tostado.

Pero no sólo brotaban incesantemente imágenes religiosas. Se siguieron encontrando imágenes en las nubes y en los paisajes. Una de las más creativas fue la de un indio americano escuchando música con su iPod: un osito Teddy en las nubes. También sorprendió la imagen de un delfín en La Ile du Golfe, al sur de Tasmania.

Los extraterrestres, nuevos líderes en las preferencias religiosas, no tardaron en presentarse. Así un tal Steve M. encontró la imagen de un ET… ¡en el filtro de su aspiradora!

En el Centro de Investigación Internacional de Rescate de Aves en Cordelia, al hacer una radiografía del estómago de un pato herido, se encontró una curiosa imagen de lo que parece ser la cara de un extraterrestre. Nosotros informamos que era el mismo ET que hacía los crop circles. La radiografía fue vendida en 96.000 dólares al casino online GoldenPalace.com, quien lo compró a través de eBay. Se trata del mismo casino que había comprado la virgen del sándwich por 28.000 dólares; el Jesús que apareció en una hoja del metal encontrada en Manchester, Connecticut., por 1.500; el “Santo Peirogi”, una bola de masa hervida polaca, cocinada por una mujer en un suburbio del lago Erie que tenía una asombrosa semejanza con Jesús, por 1.775; un pretzel con la forma de la Virgen Maria, con el bebé en brazos, por 10.600. El casino se propone hacer un tour con estos artículos en su colección de “museo”.