Reseñas

El privilegio de escri­bir sin tacto

screen-shot-2016-11-17-at-10-38-42-am100 ideas. El libro para pensar y discutir en el café. Mario Bunge. Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 2006. 256 páginas.


Mario Bunge logra que nos demos cuenta de la necesidad de pensar sobre los temas más variados, entre otros, ciencia, literatura, deporte, arte, filosofía, historia, educación, gobierno y vida cotidiana. Son cien breves artículos ordenados alfabéticamente en donde Bunge examina, analiza, opina, polemiza, provoca y hace pensar. Más allá de sus ya conocidos embates contra el relativismo, el psicoanálisis, la teoría económica estándar y otras disciplinas, cada párrafo, cada oración, constituye una invitación a la reflexión.

Y con humor envidiable, Bunge despliega toda su espontaneidad: en “Fútbol e intelecto”, por ejemplo, dice: “El título de esta nota parecerá absurdo a quienes crean saber en qué se diferencian los futbolistas de los intelectuales. Dirán que es sabido que mientras los primeros patean, los segundos piensan. Pero quien haya jugado alguna vez al fútbol sabe que, para patear bien y para meter o atajar goles de cabeza, se necesita una buena cabeza. Y quienes se hayan topado con autores posmodernos saben que hay quienes fingen pensar, cuando de hecho no hacen sino patear palabras, formando oraciones que carecen de sentido.”

En 100 ideas, el autor está preocupado por la educación, por las deudas que todavía tienen los gobiernos del Tercer Mundo para con sus universidades, por hacer que en este lado del mundo se privilegie a la investigación básica y original. Y no sólo se preocupa, también hace propuestas para subsanar algunos de estos apremiantes problemas.

Con respecto a los periodistas, nos dice: “El buen periodista no informa que han aterrizado extraterrestres (…) ni que una hechicera cura el cáncer, ni que un ministro realizó un milagro económico. A lo sumo, informa que un granjero de Kansas asegura haber avistado un OVNI, que una curandera promete curar el cáncer con sortilegios; o que un ministro se atribuye a sí mismo la recuperación de la economía.”

Desde sus controvertidas palabras sobre su admiración por los “aspectos innovadores” del Papa Juan Pablo II hasta su feroz ataque al posmodernismo, Bunge se da un lujo que pocos pueden darse: escribir sin tacto. Y ello le da vida, movimiento y chispa a esta excelente recopilación de artículos.