Pastillas

EL SOLSTICIO DE INVIERNO LES ARRUINÓ LA NAVIDAD

La necesidad de separar Iglesia y Estado despierta controversias y apasionamientos en muchos países del mundo. En Francia, por ejemplo, se prohíbe llevar a clase distintivos o signos religiosos, medida que es duramente cuestionada por los sectores “afectados”. En la Argentina, el gobierno decidió —hace dos años— retirar de la entrada del edificio de Tribunales una imagen de la Virgen no sin las protestas airadas de sectores católicos. Aún hoy, se puede ver a un pequeño grupo que se reúne todos los días a rezarle…¡a la estatua de la Justicia!

Gracias al blog Mondo Skepto (www.mondoskepto.com) nos enteramos de una interesante historia de enredos que ocurrió hace poco en el condado de Albemarle, Virginia, EE.UU. Ante la cercanía del receso escolar de invierno dos alumnos de una escuela primaria pidieron permiso para distribuir en la institución, volantes que anunciaban las actividades estivales de una escuela de enseñanza de la Biblia. Sin embargo, el director del establecimiento se los prohibió arguyendo que el reglamento del Consejo Escolar impedía la difusión de “literatura partidaria o sectaria, con objetivos religiosos o políticos”.

La reacción de los sectores cristianos conservadores no se hizo esperar. Así, una organización legal denominada“Consejo de la Libertad” que propugna abolir la separación entre Iglesia y Estado, reclamó que la medida reglamentaria era inconstitucional y logró que el Consejo Escolar anulara la resolución. El triunfo de los conservadores permitió que hoy pueda distribuirse material religioso colocado en la mochila de los alumnos (backpack mail o “correo mochila”). “Estamos contentos de que el Consejo escolar cambiara su política de una manera tan rápida y correcta” dijo Mat Staver, director de la organización defensora de las libertades.

A punto de saborear las mieles del éxito con unas cristianas navidades, un grupo de neopaganos asociados a la Iglesia Thomas Jefferson Memorial (una congregación perteneciente al movimiento religioso Unitarismo Universalista) les arruinó el festejo que tenían previsto. Aprovechando el cambio reglamentario distribuyeron por el correo mochila volantes con el siguiente texto:

¿Felices Fiestas?
¿Alguna vez se ha preguntado a qué nos
referimos con la palabra “fiestas”?
Todo el mundo conoce la navidad pero…
¿qué más se celebra en diciembre?
¿Por qué festejamos de la forma
en que lo hacemos?
¡Averígüelo!
Venga a la Iglesia Thomas Jefferson Memorial en 717 Rugby Road, Charlottensville el 9 de diciembre de 2006 entre la 1 y las 3 PM.
Tenemos un programa educativo para niños y adultos donde exploraremos las tradiciones de diciembre y sus orígenes, seguido de un ritual pagano para celebrar Yule.

“Yule” era un festival invernal pagano de los tiempos pre-cristianos que se celebraba en los países nórdicos y germánicos a fines de diciembre siguiendo el calendario. Con la llegada del cristianismo y el calendario juliano, fue desplazado al 25 de diciembre para hacerlo corresponder con la navidad cristiana.

El volante de la iglesia pluralista estaba ilustrado con tres símbolos religiosos: la cruz cristiana, la estrella de David hebrea y el pentáculo —estrella de cinco puntas— que representa al espíritu y los cuatro elementos: agua, tierra, aire y fuego (no debe confundirse con el pentáculo invertido que utilizan los satanistas).

En la enciclopedia virtual Wikipedia hallamos más información: el “unitarismo universalista” es un movimiento religioso liberal pluralista que si bien hunde sus raíces en el cristianismo protestante, niega la naturaleza divina de Jesús. Sus miembros dicen que la suya es “una religión sin credo” y que “la autoridad principal reside en la conciencia del individuo y no en una revelación, libro o institución”. También nos enteramos que, a falta de una “Biblia”, han creado una “Declaración de Principios y Propósitos, asumida por todas sus congregaciones y miembros como referencia ética común”.

Como era de esperarse, los cristianos tradicionalistas reaccionaron rápidamente indignados Así, por ejemplo el sitio web conservador WorldNetDaily (http://www.worldnetdaily.com/) se escandalizaba y argüía: “Es asombroso que las escuelas públicas prohíban a la cristiandad ortodoxa… pero ¡permitir a una organización claramente pagana que haga proselitismo con niños de seis años de edad es el colmo!”. Además de echar por la borda el “amor cristiano”, quedaba a la vista que la lucha por la “libertad religiosa” que enarbolaban estos cristianos escondía de hecho una profunda intolerancia: era en realidad “imposición de nuestro credo.”

MondoSkepto revela que la acción proselitista llevada a cabo por los neo-paganos tuvo una intencionalidad didáctica al reproducir las palabras escritas en un blog de unitaristas: “Muchos miembros de esta congregación son firmes partidarios de la separación Iglesia-Estado y no creen que las escuelas públicas deban promover religión alguna, pero al mismo tiempo estaban decididos a no ceder el terreno a los cristianos fundamentalistas. Ellos abrieron el “foro a través del correo mochila y los paganos decidieron sumarse”. WorldNetDaily admite que “la preocupación se ha elevado a tal nivel que el jefe del Distrito acepta que la política que permite el envío de los folletos a través de las mochilas podría eliminarse volviendo la cuestión a fojas cero”.

Así como no todo lo que reluce es oro, tampoco todos los que dicen defender las libertades (religiosas o no) lo hacen realmente.