Pastillas

Encuentro cercano con Erich von Däniken

Para entretenerme y escuchar un poco el idioma de mis padres suelo sintonizar a Radio BEO (Berner Oberland) por Internet. No hay razón particular por la cual de las muchas estaciones disponibles escucho a Radio Beo (entre otras). Fue pura casualidad que la encontré y la seleccioné porque tiene una música internacional que me gusta. A las 22:00, hora local, se transmite todos los días de semana el programa de una hora “Beo Infotourist” conducido por el inglés Mike Parkin, residente de Interlaken, Suiza, desde hace muchos años, lugar donde se encuentra la emisora, y también el nuevo Mystery Park del famoso Erich von Däniken.

Von Däniken y Altschuler en la oficina de la Torre Central del Mystery Park.
Von Däniken y Altschuler en la oficina de la Torre Central del Mystery Park.

Durante su programa Mike solicita a los radioescuchas que le manden correos electrónicos con pedidos de música, y una cierta noche de marzo del 2004 le mandé el siguiente mensaje:

“Estoy en mi oficina en Puerto Rico, en el más grande radiotelescopio del mundo, escuchando ‘Infotourist’. Bien, nada más que para decir hola. Me gustaría escuchar “Byrds Turn Turn Turn” una vieja y muy buena canción.

Tschuess, Daniel”

Esta fue su respuesta:

“Hola Daniel

Fue la sorpresa de la semana leer tu e-mail. Es una lástima que lo haya recibido demasiado tarde para el programa de ayer.

Abrimos un observatorio aquí en la Bernese Oberland (sólo un poquito más chico que el tuyo) en Sigriswill, y por supuesto aquí en Interlaken está la casa de (no te rías) el nuevo Parque de Misterios de Eric Von Däniken. Mi amigo Eric vive aquí cerca del estudio y ha estado en mi show varias veces. (…) Así que, Daniel, podrías redirigir algunos OVNIs para acá, por favor.

Ahora que sabemos que escuchas Radio Beo podemos decir con seguridad que somos la ‘Estación de las Estrellas’”

Más adelante (en abril) planificando un viaje a Francia le escribí:

Hola Mike

Acá está parcialmente nublado y con 24 grados C (no hay nieve, no hay pistas de esquí, pero tenemos bellas aguas cálidas caribeñas).

Te escribo para decirte que podría visitarte. Pienso pasar unos días en Interlaken con mi esposa, como parte de mi viaje por Europa. Si voy, me gustaría hacer una visita a tu programa y también tomarme una foto con Däniken.

Y así fue como se plasmó la quimérica idea de tomarme una foto con uno de los más influyentes pseudocientíficos del mundo, una especie de anticristo. Además, tuve la oportunidad de contarles a los radioescuchas de Radio Beo acerca del Observatorio de Arecibo, entrevistado por el campechano Parkin, quien arregló mi visita con Däniken.

El encuentro

Me encontré con Däniken en su oficina en la torre central de 40 metros de altura en el centro del nuevo Mystery Park, un parque temático construido a un costo de unos sesenta millones de euros (sí, leyó bien) dedicado a popularizar las teorías de Däniken con siete auditorios en los que se ofrecen los siguientes temas: “Oriente, ¿Pirámides construidas sin un plano?”, “Vimanas, ¿Space Shuttle de la antigua India?”, “Mayas, ¿Un pueblo de astrónomos geniales?”, “Megalitos, ¿Una máquina del tiempo de los sacerdotes?”, “Contacto, ¿Shock cultural o inspiración?”, “Nazca, ¿Pictogramas para los dioses?”, y finalmente: “Reto, ¿Estamos solos en el Universo?”1

A la entrada de su oficina hay una vitrina que contiene decenas de sus libros traducidos a treinta y dos idiomas, sumando una venta —para mi envidia— de más de ¡sesenta millones de ejemplares! Lo que asusta es pensar que muy probablemente un alto porcentaje de los que han leído estos libros le creen todo lo que dice. Y nosotros tratando de inculcarles algo de sensatez a unos pocos miles.

Hombre intenso y simpático, muy seguro de sí, Däniken, de setenta años de edad, nos recibió muy amablemente. Sabía del Observatorio de Arecibo y me bombardeó con unas cuantas preguntas acerca de lo que nosotros hacíamos. La conversación también giró sobre sus teorías de los dioses como astronautas y de sus hallazgos, resultado de múltiples viajes alrededor del mundo —Perú, México, Australia y donde fuera que había encontrado indicios que apoyan su creencia. Su postulado básico se basa en cierto desprecio por las culturas del pasado, utilizando a menudo el silogismo: no es posible que los antiguos hicieran esto (donde “esto” es pirámide, dibujos de Nazca, o lo que convenga) ergo, lo construyeron extraterrestres. El hombre realmente cree lo que dice y lo defiende con pasión, quejándose entre líneas de que los investigadores académicos no le prestan atención. Me parece un caso paradigmático de uno de los sesgos cognitivos más comunes que afecta a todos (sí, también a mí), que es la tendencia (en el caso de Däniken de forma aguda) a aceptar la evidencia aparentemente confirmatoria de nuestras creencias e ignorar o encontrar fallas cuando nos encontramos con evidencia contraria.

Entrada al Mystery Park.
Entrada al Mystery Park.

Luego visitamos el parque, mientras Däniken —quien nos acompañó por un rato— me enfatizaba que las exhibiciones en ningún sitio decían explícitamente que él tenía razón, sino que presentaban una serie de incógnitas y sugerían posibles explicaciones. Es cierto lo que me decía, presenta todo como un gran misterio (¿sólo explicable por sus ideas?) y es la razón de que todas las exhibiciones sean formuladas en forma de pregunta.

Las exhibiciones están bien realizadas. Por ejemplo, el pequeño teatro que proyecta una película acerca de los dibujos de Nazca (que obviamente fueron realizados para los extraterrestres) tiene el piso de vidrio, de tal modo que al mirar al piso se ve una proyección (tomada por un avión) de las imágenes, como si uno estuviera volando por sobre ellas. Ingenioso. Al final vemos como una avioneta aterriza en una de las “pistas” de Nazca2.

Finalizada la visita, Däniken nos invitó a cenar con algunos amigos y me obsequió su libro autografiado Die Gotter waren Astronauten! (Los dioses eran astronautas), y yo le regalé el mío (¿lo habrá leído?). Luego de otra copa de vino nos despedimos, invitándome a una futura visita. Misión cumplida.

Más tarde comencé a leer su libro (traducción mía):

Nadie discute que los hombres duden de Dios, que a menudo desesperen. Todos conocen la pregunta: ¿Cómo pudo Dios permitir eso? Digamos los millones de judíos ultrajados y asesinados en la Segunda Guerra Mundial. O las victimas de tortura de todas las dictaduras. ¿Cómo pudo permitir que fueran lastimados y muertos niños inocentes? ¿Cómo pudo permitir catástrofes naturales que acarrearon hambre y sufrimiento a muchos pueblos? ¿Cómo pudo permitir que en su nombre se persiguieran cristianos, que se mataran de forma dolorosa, que fanáticos cristianos por medio de torturas espantosas llevaran a la muerte a otros cristianos, brujas o poseídos por el demonio? La lista de preguntas de cómo lo pudo permitir no tiene fin, y la respuesta, con la cual nos tragamos lo inconcebible, es siempre la misma. Dios tiene, así nos quieren convencer, reservado para las víctimas un sitio especial en el cielo.

Comienza bien, y seguí leyendo lo que constituye un ataque a las sagradas escrituras que poco a poco empieza a incluir elementos extraños, y ya en la página 40 me encuentro con una máquina para preparar maná, insinuando que funciona con una energía especial (¿nuclear?) de origen extraterrestre. No pude seguir leyendo, hay muchos buenos libros que quiero leer y no tengo tiempo para perder.

Desde un punto de vista económico el parque no ha sido un éxito, básicamente por la merma en las visitas que nunca llegaron al medio millón anual que se esperaba, y mientras escribo esto leo acerca de una posible bancarrota. La verdad es que es mucho más interesante subir al Jungfraujoch y disfrutar las majestuosas vistas alpinas o pasear por los hermosos lagos de Interlaken que visitar este parque que no cuadra con su entorno. Hasta se ha hablado de un posible cierre de este monumento a la pseudociencia si las cosas siguen mal. ¿Algún interesado en comprar un parque temático a precio de liquidación?


Notas

  1. Pueden verse detalles en www.mysterypark.ch/
  2. Pueden encontrar una discusión interesante en la “Guía no oficial del Mystery Park” preparada por la CICAP (Comitato Italiano per il Controllo delle Affermazioni sul Paranormale www.cicap.org/piemonte/interlaken/main.php).