Pastillas

La nueva teoría sobre la construcción de la Gran Pirámide

Figura 1. Gran Pirámide de Jufu (Keops) en Guiza
Figura 1. Gran Pirámide de Jufu (Keops) en Guiza

Según investigadores argentinos (Edmundo Ashkar y Amalia Frontini) la pirámide de Keops fue tallada sobre una colina: La nueva teoría indica que no se levantó a partir de bloques, sino que fue esculpida escalón por escalón.

 

Que la Gran Pirámide y muchas otras fueron construidas sobre un montículo o colina no es ninguna novedad y precisamente este dato sirvió como base a una reciente teoría sobre la reducción del número de bloques total de la misma a un millón. Algo muy distinto es imaginar que dicha colina fuera tan grande como para que la inmensa mayoría de la pirámide haya sido tallada directamente. Supongo que ello implicará también (según Ashkar y Frontini) que todos los canales, pasajes y cámaras interiores han sido excavados para después rellenarlos con bloques.

“…Estas habilidades son indiscutibles, pero el acto repetitivo de desafiar la ley de la gravedad en 2,5 millones de oportunidades, que es el número supuesto de bloques que tendría la pirámide de Keops, no es sustentable en los hechos”, afirmó Frontini durante la presentación de la teoría, en una conferencia realizada ante unas 70 personas en el Auditorio de la Universidad Católica Argentina (UCA).

De ser acertadas las últimas investigaciones estaríamos realmente ante un problema: acarrear un millón de bloques durante unos veinte años, es decir, un promedio de 137 bloques diarios. Suponiendo grupos de trabajadores de 20 hombres, se necesitarían menos de 3.000 (2.740) para que cada grupo tuviese como única misión diaria subir y colocar un bloque al día. Dicho de otra forma: un obrero se levantaba por la mañana temprano y sabía que en su jornada laboral (supongamos 12 horas) tendría que arrastrar sus correspondientes 125 kg. Teniendo en cuenta además que el coeficiente de rozamiento medio calculado al lubricar los trineos de madera y rampas era de 0,1 en la horizontal, el esfuerzo equivale a tirar de 12,5 kg./hombre. Hechas así las cuentas, no sólo es sustentable la teoría sino que parece que la Gran Pirámide se queda pequeña ante la posibilidad de utilizar muchos más hombres. Es decir que, incluso si imagináramos que la pirámide tuviera 3 millones de bloques, 9.000 hombres harían el mismo esfuerzo comentado. Ello aún sería una cifra pequeña para las posibilidades de un rey egipcio como Jufu, quien gobernaba un país de millón y medio de habitantes en su época de máximo esplendor económico, con la ventaja añadida de ser considerado un dios viviente por sus súbditos, quienes pensaban que la única forma de alcanzar la eternidad era precisamente que él conservara su cuerpo incorrupto en ese gran monumento… Asegurarse la vida eterna parece un buen pago, pero por otro lado recibían un jornal diario con el que sustentar a su familia y ello aún hoy día es una buena razón para trabajar de sol a sol si es necesario.

“Sin embargo —continuó Frontini—, ninguna de esas teorías pudo ser llevada a la práctica a través de pruebas y no existen evidencias arqueológicas ni documentación alguna sobre los materiales necesarios para llevar a cabo semejante tarea.”

El “Proyecto Nova,” dirigido por el famoso Egiptólogo Mark Lehner, consiguió demostrar el uso de rampas en la construcción de una pequeña pirámide. Hay multitud de restos arqueológicos que indican claramente que las pirámides fueron construidas mediante los procesos probados por Lehner e incluso hay papiros (Anastasi I) con problemas de cálculo, en concreto sobre el número de ladrillos necesarios para calcular una rampa con determinadas dimensiones. Por tanto, al igual que otros muchos comentarios lanzados sobre esta “nueva teoría” y aparecidos en la prensa, me parece bastante desinformado. De todos modos, intentaré explicar las razones para descartarla directamente en lugar de rebatir uno a uno sus argumentos.

Figura 2. Entrada a la Gran Pirámide excavada por los hombres de Al­Mamun
Figura 2. Entrada a la Gran Pirámide excavada por los hombres de Al­Mamun

El tamaño de la “colina interior” —o mejor dicho montículo interior— ha sido calculado, aproximadamente, gracias a la diferencia de altura del nivel de la Meseta de Guiza a los pies de la pirámide y el inicio de la zona excavada directamente en la roca que puede verse en el pasaje que va a la Cámara Subterránea. Además este dato también se apoya en otros al comprobar cómo el llamado “pasaje de los ladrones” —que va desde inicios del horizontal que desemboca en la mal llamada “Cámara de la Reina” hasta el descendente antes mencionado— fue en parte excavado en los bloques de la pirámide y el resto en la “colina” hasta unirse con el descendente. Pero además tenemos otro pasaje (excavado por los hombres del Califa Al-Mamun y que podemos apreciar en la Fig. 2) que se utiliza actualmente como entrada a la pirámide. También se puede observar claramente y a simple vista que éste atraviesa bloques y no roca maciza, al contrario de lo que ellos afirman (ver Fig. 2 y 3).

Figura 3. Pasaje de Al­Mamun al encontrarse con el ascendente original
Figura 3. Pasaje de Al­Mamun al encontrarse con el ascendente original

El desgaste sufrido por ese pasadizo (por “erosión turística” principalmente) y el fenómeno de la difusión entre esas rocas en contacto y a presión durante miles de años, que llega prácticamente a soldarlas de forma natural, puede dar impresión de continuidad, pero a poco que cualquiera se detenga a observar podrá ver los límites de cada bloque.

Tan simple observación echa completamente por tierra esa teoría, puesto que da la casualidad de que gracias a los pasajes comentados disponemos de varios puntos que muestran la separación entre colina y bloques de la pirámide. Los bloques son claramente identificables y por tanto no creo que esta teoría sea tenida en cuenta por alguien que se dedique seriamente a la Egiptología.

Para finalizar haré referencia a D. Pere Simó, Geólogo y Miembro de la AsociaciónAndaluzadeEgiptología,queañadiólos siguientes datos significativos respecto de esta noticia:

“…cuando se visita la pirámide completa te das cuenta que al descender por el pasadizo desde la entrada original hasta la cámara inferior que se encuentra excavada en la roca de la meseta, se aprecia el límite claramente diferenciado. La parte inferior es calcárea, más margosa, continua, sin bloques delimitados y llena de fósiles macroscópicos de equinidos y bivalvos. En general el resto de la pirámide es de caliza rica en foraminíferos y en algunos tramos de bivalvos como ostras o chamas, siendo su composición mucho más compacta, tendente a contener una parte detrítica sustancial, (calcarenita).

En consecuencia creo que claramente no existe ninguna montaña debajo de la pirámide mencionada. Y por tanto, no comprendo como algún científico haya podido introducir esta teoría sin consultar con algún geólogo especialista, que claramente lo dirimiría”.

Para saber más: www.piramides.org/.