Pastillas

Marcianos saboteadores

Como todo el mundo sabe, ha habido problemas con la sonda europea Beagle 2, la cual debía descender en Marte hacia fines de diciembre de 2003. Los científicos han hecho denodados esfuerzos por obtener señales del aparato, seguramente por no haber prestado atención a la hipótesis del físico nuclear Franklin Ruehl, quien opina que no hay que descartar una “intervención marciana” en el asunto.

Impresionante toma desde Marte: el Spirit enfrenta una tarea para la cual no estaba preparado.
Impresionante toma desde Marte: el Spirit enfrenta una tarea para la cual no estaba preparado.

Aunque todavía no hay rastros de vida inteligente en Marte (algunos pesimistas dicen que tampoco en la Tierra), el Dr. Ruehl ha lanzado una especulación un tanto audaz: hay una civilización marciana que, oculta bajo la superficie del planeta rojo, está tratando de evitar que los decepcionados científicos terrestres se comuniquen con la sonda. Y no se basa en alocadas películas de ciencia-ficción, sino en la existencia de varias “estructuras” que muestran signos irrefutables de que en el planeta hay una cultura avanzada. ¿Qué otra cosa podrían ser si no el famoso “rostro de Marte” y el “cementerio” en el que aparecen “lápidas” de más de 600 metros de altura?

A pesar de que Ruehl concede que sus teorías no tienen estatus científico, espera ser debidamente reconocido, tal vez cuando el Spirit, que no fue interceptado todavía, enfoque a un contundente y reivindicatorio graffiti marciano: “Humans, go home”.

Fuente: Wireless Flash (http://www.ncbuy.com/news/2003-12-31/1008589.html)