Noticias Locales

Noticias Locales

Argentina: herejes en tierra extraña

Entre el jueves 6 y el domingo 9 de abril estuvimos en el stand de “Cable a Tierra” de la exposición esotérica “Conexión 2006, Mente, cuerpo y espíritu”, cuyos organizadores nos ofrecieron participar, y de cuya edición anterior publicáramos una reseña en esta sección (véase “Argentina: el irresistible encanto de ser feliz”, Pensar Vol. 2, Nro 3, Julio / Setiembre 2005).

Ésta vez, participamos del “lado de adentro”. Durante cuatro días no sólo tuvimos la posibilidad de presentar ante más de 5.000 personas la revista Pensar y el sitio Dios! (www.dios.com.ar) sino que pudimos desmentir el latiguillo según el cual el público que asiste a esta clase de encuentros es refractario a un mensaje crítico. Por el contrario, descubrimos a mucha gente receptiva a un análisis científico y crítico de lo paranormal.

De izquierda a derecha: Alejandro J. Borgo, Alejandro Agostinelli y Enrique “Kartis” Carpinetti, en el stand de “Cable a Tierra”. La réplica del muñeco de Roswell observa la escena desde atrás.
De izquierda a derecha: Alejandro J. Borgo, Alejandro Agostinelli y Enrique “Kartis” Carpinetti, en el stand de “Cable a Tierra”. La réplica del muñeco de Roswell observa la escena desde atrás.

Por supuesto, hubo algunos caripétreos charlatanes que se acercaron al stand con la intención de “confraternizar” porque — como todo el mundo sabe— para nadar en las aguas del todo vale ¡hay que estar bien con Dios y con el Diablo! Así, uno de estos conspicuos farsantes ofreció a un integrante de “Cable a Tierra” una buena suma de dinero para hacer de “malo” en un debate actuado, con montaje escénico incluido. La propuesta fue salvajemente directa: “Alquilamos un teatro, hacemos el show y nos llevamos dos mil dólares cada uno”. En fin… de todo hay en la viña, dicen.

En “Cable a Tierra”, rodeados por puestos de flores de Bach, runas, fotografías del aura por 20 pesos (unos 7 dólares) y otras delicias del mundo pseudocientífico, tuvimos ocasión de ofrecer a la venta literatura especializada en español, pudimos hablar de fraudes ufológicos con el ejemplo “en cuerpo presente” de la réplica realizada por Gerardo Bernstein de la muñecopsia de Roswell (presencia que además sirvió para que se hablara del stand en los medios, logrando que muchos vinieran a visitarnos). Nos dimos el lujo de contar con la presencia de Enrique “Kartis” Carpinetti, el genial ilusionista que nos ayudó a explicar por qué en “Cable a Tierra” presentábamos artículos de magia: el ilusionista no sólo es capaz de fingir exquisitamente los presuntos dones de los que se jactan los videntes sino que ilustra con qué facilidad nos engañan los sentidos y tiene los conocimientos que permiten desmitificar a quienes muchas veces no son más que pobres imitadores.

El domingo 9, Alejandro J. Borgo dio ante más de un centenar de personas una conferencia titulada “Fenómenos paranormales: ¿cómo se investigan?” (ver foto). Así, un público habituado a escuchar los cantos de sirena de charlatanes, crédulos y gurúes, se sorprendió escuchando a un viejo investigador de lo paranormal explicándoles por qué los fenómenos parapsicológicos pueden ser objeto de la investigación científica y por qué, hasta ahora, los resultados obtenidos desalientan la hipótesis de su existencia.

Para unos pocos, el público más expuesto a creencias extraordinarias sin fundamento sólo merece el desprecio, la burla o, incluso, pastillas del poderoso insecticida gamexane. Para nosotros, ese público — habitualmente el más engañado— tiene derecho a recibir información que le vedan los grandes medios de difusión y nunca están de más todos los intentos que podamos hacer para facilitársela, aumentando así su capacidad para tomar decisiones.

Antes de la exposición, decíamos: “En una feria dedicada a las disciplinas alternativas, la única cosa realmente alternativa es el espíritu crítico, la ciencia y el conocimiento basado en la evidencia. Declararse escéptico en una feria ocultista es un desafío a la compasión de los creyentes, pero, sobre todo, pondrá a prueba la paciencia de los que viven a expensas de la credulidad. Estimo que saldremos vivos”. Ahora ratifico y agrego: no sólo “sa-limos vivos” sino que incorporamos información, experiencias y contactos nuevos que refuerzan nuestro entusiasmo por seguir en este fascinante camino donde se cruzan divulgación científica y sucesos extraordinarios. A seguir participando, entonces.

—Alejandro Agostinelli

Agradecemos la colaboración de Auri, Jorgelina y Carla, quienes pacientemente nos asistieron durante los 4 días.

 


 

Chile: e­mail anuncia el fin del mundo

Un terremoto de ocho horas, que comenzaría diez minutos antes de la medianoche del 6 de junio de 2006, marcaría el principio del fin de la Humanidad según un curioso correo electrónico que circula entre los internautas chilenos. El mensaje ya se ha ganado la portada del diario El Mercurio de Antofagasta y sesudos reportes en otros medios de comunicación, incluidos radio y televisión. El mensaje es catastrofista a decir basta, y no deja de resultar extraño que decenas de personas lo hayan tomado en serio. En algunas de sus líneas el apocalíptico autor apuntó que “muchos desearán haber muerto, pues millones perderán la vida en segundos y sufrirán demasiado, vendrán nuevas formas de vida de otros mundos y contribuirán con la destrucción para lograr más poder para ellos y así procrear su nueva raza”.

La insólita mezcla añade más salsa a su cocción, pues el movimiento telúrico será tan poderoso que moverá el planeta doce grados para luego volverlo a su posición original, lo que indefectiblemente traerá una oscuridad que cubrirá a toda la Tierra durante tres días. El distribuidor del correo no explica por qué la Tierra oscurecería, considerando que el Sol seguirá en su lugar y la Tierra también. Cosas de estas historias.

Todas estas desgracias, que van aparejadas con un relato que sostiene que Juan Pablo II murió tras conocer el tercer secreto de Fátima y otros sincretismos de similar calaña, se vinculan porque ese 6 de junio sería el 6 del 6 del 2006, que simplificado da 666, el supuesto número de la Bestia, es decir de Satanás, lo que significa algo terrible.

“Dios permitirá que todos los fenómenos naturales como el humo, el granizo, el frío, el agua, el fuego, las inundaciones, los terremotos, el tiempo inclemente, desastres terribles y los inviernos extremadamente fríos como los de estos tiempos, acaben con la Tierra poco a poco”, dice el texto. Llama la atención que el dios de turno sea tan malvado y que el invierno en Chile haya sido particularmente caluroso, a diferencia de lo que sostiene la revelación.

Pero esos “detalles” no le interesan a nadie, y algunas personas esperaban atemorizadas la llegada de la fecha señalada. En los colegios de Antofagasta, ciudad del norte de Chile donde mayor distribución tuvo el cuento, el correo era el comidillo entre algunos estudiantes, y muchas personas optaron por tomar precauciones ante la eventualidad de una catástrofe. El temor se vio acentuado porque durante abril y mayo el norte del país se vio asolado por una inusualmente elevada actividad sísmica, lo que podría explicar la aceptación que tuvo el e-mail.

Los aficionados a los números también llamaron la atención sobre la “fecha perfecta”, que habría ocurrido a la 1:23 de la mañana del 4 de mayo de 2006, o sea el 1-23-4-5-6, si borramos algunos números intermedios que incomodan, como el “2” y los dos ceros de 2006, por ejemplo. Ya antes, para el 20 de febrero de 2002 (20022002), ciertos agoreros habían anunciado catástrofes que, bien sabemos, no sucedieron.

De todas formas, la prueba más concreta de que estas revelaciones son meras patrañas, es que usted está leyendo esta noticia… y ya estamos pasados al 6 de junio.

—Diego Zúñiga

 


 

Colombia: Janín Angelina Farías, la “David Copperfield” venezolana

screen-shot-2016-11-16-at-5-03-59-pm
Janín Angelina Farías, astróloga y tarotista venezolana.

El 30 de marzo fue presentado en el programa de chismes de farándula Sweet un vídeo de la Internet1 donde se muestra a dos de los más famosos astrólogos-tarotistas en el territorio colombiano: el enigmático Javis, que hasta el año pasado trabajó con tarot para el periódico El Colombiano, y Janín Angelina Farías, oriunda de Caracas, que hace de tarotista y astróloga —aparte de promocionar su línea psíquica— en el programa Muy Buenos Días del Canal RCN. La producción de Sweet llamó a la tarotista para cuestionarla sobre el vídeo, pero ésta se negó a declarar.

El vídeo en cuestión muestra un segmento del programa argentino Aunque Ud. no lo viera de Matías Martin, en el que hacían la disección a un clip de otro programa local (ambos ya no están en el aire) presentado por Nicolás Repetto. En realidad, quien primero reveló los trucos que realizaba la dupla “adivinadora” fue el conductor Raúl Portal, en su programa PNP, en la misma época en que la pareja se presentó por primera vez en la Argentina, en la década del 90. Aunque Repetto los presentó como mentalistas, la pareja aseguró exhibir auténtica telepatía. Tras el análisis, quedaba claro que los “telépatas” usaban un código verbal para transmitirse información2. Dicho clip ha circulado por Internet, y al parecer desprestigió tanto a la astróloga, que en la edición de Muy Buenos Días del 12 de abril, el mismísimo productor-presentador J. Mario Valencia, decidió abordar el tema para “aclarar” el asunto.

Inicialmente, J. Mario culpó a otro presentador en la televisión colombiana, el argentino César Escola por haber hecho público el vídeo, con el título Janín robando en Argentina. Al parecer, ello no fue totalmente cierto, según señaló la sección de farándula de un popular tabloide colombiano3. J. Mario reconoció haber prohibido a Janín el hablar del tema ante los medios, porque quería dejar pasar el episodio, que tiene más de 10 años de antigüedad. Él fue quien gestionó el puesto de la tarotista en el canal RCN.

La parte inicial de la aclaración fue una entrevista de J. Mario a Janín que buscaba —a juzgar por lo visto— generar compasión en el espectador. Que era de una familia muy humilde, que era hija natural, que su “mami y papi ya no existen”, que tiene muy pocos familiares, que le ha tocado aguantar hambre y pasar en la calle, que su apoyo es su hija Valentina… También dejaron claro que este episodio la había “mortificado” hacía 15 años.

Tras ganarse la simpatía del público, vino la aclaración. Que era un show circense, un truco de mentalismo; J. Mario agregó que “todo era una técnica de magia, una ilusión como las de David Copperfield, que desapareció la Estatua de la Libertad”, aclarando que ésta “nunca se movió de su sitio”. Luego propuso la justificación: “¿Podría uno decir a la gente que David Copperfield es un ladrón porque le hace creer a la gente que desapareció la Estatua de la Libertad? ¿Podría uno decir que es un ladrón o que es un mago? ¿Podría uno decir que Janín es una ladrona porque esa persona pobre se ganaba la vida haciendo un acto de circo?”

Si Janín y Javis hubieran afirmado que era un truco de mentalismo, una ilusión, tal como hace David Copperfield al comienzo de sus funciones, J. Mario tendría toda la razón. Pero el testimonio de la parejita fue diferente: “En realidad no adivinamos; es telepatía. Yo le puedo transmitir a Janín cualquier mensaje sin importar la distancia; puede ser de país a país, de ciudad a ciudad…”. Aunque no hay motivo para llamarles “ladrones” por lo del acto circense, sí se tienen motivos de sobra para catalogarlos de farsantes4.

Janín terminó aclarando que ella y Javis trabajan ahora en terapias alternativas; que ella no se ha inventado la astrología y tarot; que trabajan técnicas de hace milenios para “darle energía positiva y positivismo a la gente”; y que había muchas familias que comían de la imagen de Janín.

En este caso, Janín habló con toda la verdad: las farsas de los astrólogos y tarotistas tienen milenios, y desde ese entonces, “el astuto vive del ingenuo”5. La única diferencia es que hoy día utilizan líneas psíquicas.

—Hernán Toro

  1. http://video.google.com/videoplay?docid= 1091937427211018396
  2. Se comenta el clip de forma sarcástica en: http://www.geocities.com/escepticoscolombia/arti culos/farsantes/janinjavis/janinjavis.html
  3. http://www.elespacio.com.co/publicaciones/ mod.php?mod=userpage&color=1&page_ id=4512
  4. Del Diccionario de la Real Academia: farsante. 1. adj. coloq. Que finge lo que no es o no siente. 2. m. desus. Actor de teatro, especialmente de comedias.
  5. Reedición de un aforismo popular colombiano bastante hiriente, en el original.

 


 

Paraguay: los demonios de Alberdi

Recientemente, la ciudad de Alberdi, situada a 150 km de Asunción, produjo titulares diarios en todos los medios de prensa del país. Alberdi es una ciudad pequeña, aislada y pobre, con muchas calles de tierra, donde pocos vehículos transitan junto a las folklóricas carretas tiradas por yeguas. Su repentino protagonismo de debió a unos extraños sucesos desatados en el lugar y que algunos medios calificaron de “epidemia demoníaca”. En verdad, los hechos comenzaron durante unas jornadas religiosas llevadas a cabo en un local deportivo donde se congregaban numerosos jóvenes y adolescentes. En determinado momento, durante la misa —según relataron los testigos y algunos protagonistas— se sucedieron desmayos, gritos y convulsiones en cadena.

La noticia se esparció rápidamente por toda la comunidad, los adolescentes “poseídos” fueron trasladados a sus casas, donde las escenas de trance, contorsiones, griterío, rezos e imprecaciones, continuaron de manera intermitente durante varios días. El párroco local cerró las puertas de la iglesia cuando fueron a pedir su ayuda, según dijeron algunos pobladores, porque aquél declaró que no podía luchar contra las fuerzas maléficas que invadieron la ciudad. Sin embargo, más tarde declaró a la prensa que lo sucedido no pasaba de ser “un desequilibrio psicológico” y “que la mente es tan poderosa que es capaz de diversas reacciones”. Es decir, de Satán, nada.

Por otro lado, el intendente, Jerónimo Sotelo, asediado por la prensa, presionado por la comunidad y, tal vez con el criterio de que es mejor hacer algo que nada —sin importar lo que fuera—, solicitó la venida de dos pastores protestantes de la vecina ciudad de Clorinda, Argentina, con el fin de ejecutar una inmediata contraofensiva contra las fuerzas invasoras del Mal. No conforme con ello, en otro rapto de entusiasmo tribunalicio y asesorado quizá por la comisión de comadres de la parroquia, ordenó clausurar la única discoteca de la ciudad alegando que se trataba del centro del Mal. Cuando una prestigiosa emisora radial lo contactó telefónicamente para cuestionar estas extrañas medidas, pudo notarse que el pobre intendente no lograba ni a duras penas pronunciar tres palabras seguidas en castellano.

Las cámaras de uno de los canales de televisión que llegaron al lugar, captaron las varias escenas de exorcismo que pretendían realizar los pastores extranjeros en las humildes viviendas de las víctimas. Otra reyerta adicional se desató al paso de los pastores, ya que éstos prohibían el uso de agua bendita y de imágenes religiosas en los lugares de “exorcismo” por tratarse de “vulgar idolatría que ofende al Señor”.

La protesta de los carismáticos (católicos) de Asunción no se hizo esperar. Una suerte de portavoz del movimiento carismático local, José Tomás Martínez, apareció en una larga nota en el programa La mañana de cada día, que tiene un gran índice de audiencia. En esta oportunidad, el inefable Martínez “ilustró” a los televidentes, con pretensión de cosa seria, sobre las distintas formas de manifestación del Maligno: la tentación, la obsesión, la opresión, la posesión y qué sé yo cuántas otras tonterías medievales propias de un charlatán de parroquia que ha hecho del disparate una prédica.

Los medios amarillistas estuvieron a la orden del día junto a los religiosos de distinto pelaje, complicando lo simple, confundiendo y, por sobre todo, exagerando las historias.

Lo cierto es que los enviados por el Ministerio de Salud para investigar el caso descubrieron que el celador del colegio antiguamente proveía drogas y alcohol a los alumnos. El Ministerio desechó sin más trámites las historias satánicas y expuso sus consideraciones a la prensa sobre las prosaicas causas de esta histeria colectiva transitoria. A esto habría que sumar el factor de la sugestión, surgida por el juego de la famosa tabla Ouija (¡cuando no!), que practicaban los adolescentes, al parecer, de manera habitual. Esto no es nada raro: la emoción de lo oculto y misterioso atrae de por sí a los jóvenes, y tal vez aún más si éstos se encuentran sumergidos en la cotidianeidad gris y apática de una ciudad olvidada, sin proyección alguna, pobre y marginal.

Drogas, alcohol, ocultismo, religión y sugestión, son los ingredientes seguros para la alienación. El tratamiento inadecuado del tema por parte de la prensa mediocre y amarillista que se empecina en buscar respuestas en religiosos ignorantes, completa luego la espiral inflacionaria, contribuyendo con la triste supervivencia del absurdo mito de Satanás.

—Jorge Alfonso Ramírez

 


 

Venezuela: “apariciones” de la Virgen de Betania cumplen 30 años

El 25 de marzo de 1976 se produjo una “aparición de la Virgen María” en la finca Betania, ubicada cerca de la población de San Casimiro, a unos 65 km de Caracas. El lugar se convirtió rápidamente en sitio de peregrinación, se construyó un santuario y un obispo aprobó las sucesivas apariciones como auténticas, siendo uno de los apenas cuatro casos “reconocidos” por alguna autoridad eclesiástica durante el siglo XX.

La primera persona que dijo haber visto a la virgen de Betania fue María Esperanza de Bianchini, quien según sus familiares poseía “dones de clarividencia, visiones del porvenir, levitaciones, transfiguraciones, bilocaciones, estigmatizaciones, curaciones, comuniones misteriosas y emisión de perfumes y flores”. De acuerdo con la página MiPunto.com, desde muy niña Bianchini “vivió apariciones de Santa Teresita del Niño Jesús y de la Virgen, entre otros fenómenos”. El 25 de marzo de 1976 dijo haber visto a la virgen encima de un gran árbol en la finca Betania; ninguna de las aproximadamente 80 personas que la acompañaban vio la aparición, pero después de un rato afirmaron percibir “extraordinarios fenómenos luminosos y aparentes movimientos circulares del sol”.

La señora Bianchini observó a la virgen varias veces en 1976 y 1977, siempre en compañía de otras personas que no pudieron ver nada, salvo los “fenómenos solares” (inevitables tras pasar un rato entornando la vista bajo sus deslumbrantes rayos). Finalmente, según se afirma en el sitio web turístico Venezuela Tuya, “en marzo 25 de 1978, además de ella, 15 personas vieron también a la Santísima Virgen, aparte de particulares fenómenos en el sol que giró y pareció venírseles encima”. En los años subsiguientes se multiplicaron las visiones; en la fecha aniversaria (25 de marzo) de 1984, siempre según Venezuela Tuya, “unas 150 personas vieron a la Virgen sobre la cascada (108 lo testificaron con su firma) bajo siete advocaciones distintas, durante tres horas y cuarto, con intervalos de cinco a diez minutos. Se apareció como la Virgen de Lourdes, del Carmen, La Milagrosa… y al final con el Niño en su brazo derecho en actitud de entregárnoslo. Duró esta escena treinta y cinco minutos; al terminar, toda la vegetación parecía arder”. Es decir, la de Betania es una virgen ecléctica que se le “aparece” a cada cual según sus preferencias.

Según el diario El Universal, ese grupo (ahora de 180 personas) no sólo vio a la “madre de Dios”, sino que la escuchó decir “Yo soy María, Virgen y madre, reconciliadora de los pueblos”. El obispo de la cercana ciudad de Los Teques, Pío Bello, entrevistó a los testigos, sustanció los testimonios y los envió al Vaticano, donde (según afirma el capellán del santuario, Otty Ossa Aristizábal) se consultó al entonces Papa Juan Pablo II y se hizo llegar el expediente al cardenal Joseph Ratzinger, en ese momento prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Tres años más tarde, el obispo Bello publicó una Carta Pastoral en la que declaraba a las apariciones como “auténticas, de carácter sobrenatural y origen divino”.

La televisión ha realizado varios programas especiales, en el tono que invariablemente caracteriza a estas producciones en América Latina: reverencia, alabanza y admiración absolutas, tanto hacia el fenómeno como hacia quienes visitan el lugar y colocan ofrendas. Por otra parte, a pesar de las tensas relaciones existentes entre el Gobierno y la Iglesia, las autoridades apoyan el atractivo turístico del santuario, prestándole servicios y realizando obras de ampliación y mantenimiento.

Betania es un próspero lugar de peregrinación que recibe millares de visitantes cada año (dos millones según quienes lo administran, aunque esta cifra es obviamente exagerada). Decenas de puestos de venta rodean el lugar con todo tipo de recuerdos; uno de los más exitosos es una botella para recoger agua de la gruta, la cual, por supuesto, es considerada “bendita”.

La página Venezuela Tuya asevera que las apariciones ocurren casi siempre —y en forma muy conveniente— los sábados, domingos y días de fiestas marianas; “La Virgen aparece de improviso, radiante de luz, acompañada la mayoría de las veces por un fuerte perfume de rosas y otros fenómenos místicos como sonidos celestiales de cantos de corales ‘invisibles’, movimientos giratorios del sol, etc.” Por su parte, MiPunto.com reproduce varias “frases literales de los mensajes” de la virgen de Betania, que como dato curioso datan de 1973, es decir, antes de su primera “aparición”.

Entre los milagros que presuntamente suceden en el lugar se cuentan los infaltables paralíticos que caminan y ciegos que recuperan la vista, aunque el más común durante los últimos años ha sido la “escarcha”: los devotos de pronto descubren que están cubiertos de ese fino polvo brillante que se utiliza para decorar trabajos escolares, lo que atribuyen a un mensaje de la virgen.

Una oscura página (http://members. aol.com/bjw1106/maria9.htm) revela algo que ni El Universal, ni MiPunto.com ni Venezuela Tuya llegan a mencionar: la finca Betania era propiedad de María Esperanza de Bianchini, quien la había comprado dos años antes de la primera “aparición” (y probablemente le puso el nombre “Betania”, el lugar donde Jesús resucitó a Lázaro). Esta página narra la historia en forma un tanto diferente: no eran 80, sino 30 las personas que se encontraban presentes cuando sucedió la primera aparición, y estaban “meditando acerca de la vida de Cristo”; y no sólo vieron todos a la Virgen, sino que también la escucharon hablar. También dice que el obispo Pío Bello aprobó las apariciones “tras más de diez años de investigación”, en lugar de tres.

Otra novedad de este sitio de Internet es que hace referencia a una hostia que sangró en manos del capellán Ossa el día de la Inmaculada Concepción (8 de diciembre) de 1991; esta hostia, a la que no se refiere ninguna de las otras fuentes consultadas, se encuentra al parecer expuesta en un relicario; Ossa asegura que “hasta este día ella sigue luciendo fresca”; un análisis —dice la página— reveló que se trata de sangre humana “formada en el centro de la hostia partida”.

En marzo de 2006, al cumplirse 30 años de la primera “aparición”, el santuario atrajo visitantes de numerosos países de Latinoamérica y Europa —según el capellán Ossa, incluso desde Japón. En el aniversario Betania recibió, por supuesto, las consabidas apologías por parte de los medios venezolanos. María Esperanza de Bianchini, cuya propiedad se volviera tan famosa y rentable, falleció en 2004.

Asociación escéptica venezolana llega a la radio

La Asociación Racional Escéptica de Venezuela (AREV) estrenó el pasado mes de marzo una sección semanal en el programa de radio Tecnología Hecha Palabra, que se trasmite por la emisora Jazz 95.5 FM de Caracas.

La sección se denomina “Ciencia y leyenda” (con el lema “donde termina la ciencia y comienzan los mitos”), y ha tratado temas como los “niños índigo”, el creacionismo, la astrología, la homeopatía, el “código de la Biblia” y el temor a los productos transgénicos, entre otros.

El público de Jazz 95.5 FM se clasifica como “adulto contemporáneo”, mientras que el programa Tecnología Hecha Palabra, dirigido por el periodista Peter Cernik, trata temas relacionados con las tecnologías de la información y los últimos avances científicos, contando frecuentemente con invitados expertos en cada especialidad.

“Ciencia y leyenda” dura unos 20 minutos, y se emite en vivo los jueves a las 21:15 horas de Venezuela (01:15 de los viernes en Tiempo Universal); puede escucharse a través de Internet en www.jazz955fm.com y también en www.tecnologiahechapalabra. com. Consulte la página de la AREV (www. geocities.com/escepticosvenezuela) para informarse sobre el tema de cada semana, o escriba a leyenda@tecnologiahechapalabra.com.

—Sami Rozenbaum

Referencias

  • www.eluniversal.com/2005/03/20/ccs_ art_20262A.shtml
  • www.eluniversal.com/2006/03/19/ccs_ art_19401A.shtml
  • www.venezuelatuya.com/religion/betania.htm
  • www.mipunto.com/venezuelavir tual/000/002/021/001/002.html
  • www.gentiuno.com/articulo.asp?articulo=4024
  • http://members.aol.com/bjw1106/maria9.htm