Noticias Locales

Noticias Locales

Argentina: el CFI/Argentina inauguró su sede con ciclo de conferencias

Durante el mes de octubre, los días 9, 16 y 23 el CFI/Argentina, en conjunto con el Centro Cultural Ricardo Rojas

(Universidad de Buenos Aires) llevó a cabo el ciclo de conferencias “Mitos y ciencia”, con motivo de la inauguración de la oficina del Center for Inquiry/Argentina, en el tradicional edificio de la Sociedad Científica Argentina.

Numeroso público concurrió a las conferencias que dictaron el Dr. Celso Aldao (Profesor Titular de la Univ. de Mar del Plata) quien disertó sobre las “Experiencias de un científico en el mundo paranormal”, el Dr. Ernesto Gil Deza (oncólogo, Director del Dpto. de Docencia e Investigación del Instituto Henry Moore), quien se refirió a los “Mitos en oncología”, y Pablo Capanna (escritor y ex Profesor de Filosofía de la Univ. Tecnológica Nacional) que abordó “El mito de los visitantes extraterrestres”.

En la primera jornada se realizó un cóctail con motivo de la inauguración de la oficina del CFI/Argentina (que está ubicada en el segundo piso del mismo edificio).

Se cumple así una etapa más en la iniciativa que se había generado luego del IV Congreso Mundial de Escépticos llevado a cabo en octubre de 2004 en Abano-Terme, Italia: la creación de una sede del CFI en la Argentina.

Agradecemos a Paul Kurtz, presidente del CFI/Transnational, a su Director Ejecutivo, Barry Karr y a los co directores para Programas Internacionales del CFI, Norman Allen y Hugo Estrella por su apoyo a este proyecto que hoy es realidad.

—Alejandro J. Borgo


Chile: evangélicos en guerra santa

Una escandalosa “guerra santa” se desató en un popular ministerio evangélico de Santiago de Chile. Se trata de la Corporación Impacto de Dios, que tiene unos 500 mil fieles a lo largo de todo el país. Lo curioso es que quienes generaron el conflicto son hermanos de sangre, aparte de ser fraternos “en el Señor”.

Todo comenzó en julio de 2006, cuando la pastora Sandra Cid encabezó una asamblea donde se decidió destituir al obispo Ricardo Cid, su hermano, por ser supuestamente gay. “Por las leyes de Dios, no podemos tener a homosexuales aquí”, declaró la pastora ante las cámaras de televisión. De paso aseguró que su hermano también malgastaba el dinero de la iglesia y abultaba su cuenta corriente apoderándose de los diezmos. Ahí estalló esta guerra.

El obispo, junto a un grupo de fieles, intentó tomarse el templo por la fuerza, lo que suscitó varios enfrentamientos, uno de los cuales fue registrado por las cámaras de seguridad de la propia iglesia. La grabación muestra cuando el pastor y sus adherentes se aproximan a la catedral durante la noche y son repelidos desde el interior por bocanadas de humo.

Pero Ricardo Cid finalmente consumó su objetivo. Y fue entonces cuando intervino la policía, que al ingresar al templo se encontró con un espectáculo que parecía sacado de una crónica roja. En el lugar había numerosas armas, entre ellas una escopeta, varios cartuchos, hierros y cuchillos de cocina.

Ricardo Cid dijo ser víctima de un diabólico complot. “Me quisieron matar, hacerme pasar por loco para quedarse con toda la fortuna de la Corporación Impacto de Dios”, declaró. La pastora, fuera de la catedral, decía lo contrario: “Ellos me han seguido con pistolas, con balazos, me han querido matar”. Ricardo no se quedó de brazos cruzados: “Esa sucia que habla tanto (se refería a su hermana) que muestre las pruebas de mi supuesta homosexualidad”.

Los que pensaban que el espectáculo quedaba hasta ahí, estaban equivocados. Para demostrar que había sido agredido, el obispo mostró en televisión algunos cortes en su zona abdominal. El hombre de Dios había sido apuñalado por sus enemigos. Pero la fiscalía ya había iniciado sus indagaciones y un informe entregado por el Hospital Clínico de la Universidad Católica fue categórico: las heridas se las había hecho él mismo.

(“No hablarás contra tu prójimo falso testimonio”. Éxodo 20:16)

Finalmente la disputa fue zanjada en tribunales. La pastora se retractó de sus dichos y le ofreció disculpas al obispo. Reconoció que sus imputaciones no se basaban en pruebas concretas sino en meras suposiciones.

(“No dirás falso testimonio contra tu prójimo” Deuteronomio 5:20)

Para celebrar el triunfo de la justicia, Ricardo Cid ingresó a la catedral en medio de aplausos, vítores y alabanzas, en una escena que pretendía emular la entrada de Jesús a Jerusalén. Así terminó esta refriega familiar, cruzada por numerosas mentiras, acusaciones falsas, violencia física e intentos de homicidio, todas ellas actitudes que no se condicen con las creencias que tanto propalan los cristianos. Quizás el hambre de poder y fortuna va más allá de las enseñanzas que tanto predican algunos, enseñanzas que fácilmente se transforman en palabras muertas.

(“Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego” San Mateo 5:22)

¿Y cualquiera que le diga “sucia”?

—Marcos González


Colombia: escándalo tras escándalo

Los últimos meses han visto escándalos de magnitudes inusitadas en el país del Sagrado Corazón de Jesús. A partir de la primera aplicación legal del aborto desde su legalización en casos extremos, pasando por los abusos sexuales a niños por la cleresía católica con el ocultamiento por los altos jerarcas esclesiásticos, hasta uno de los peores escándalos psíquicos del actual gobierno, la conmoción y la polémica públicas no se han quedado cortas de temas.

En el primer caso, el 25 de agosto se realizó el primer aborto legal en Colombia, después de su legalización el 10 de mayo de 20061. La causa fue aberrante: la niña, de 11 años, fue abusada sexualmente por su padrastro durante cuatro años, sin que hicieran nada sus familiares cercanos incluyendo su madre. En airada reacción, el Cardenal Colombiano Alfonso López Trujillo, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia, catalogó de “malhechores” al personal médico que respondio al deber moral y a la legislación, ante la penosa situación de esta niña en décima semana de gestación.

La irracional respuesta del Cardenal fue criticada de forma cáustica por uno de los mejores columnistas de opinión del país, Héctor Abad Faciolince2, quien expuso como “el verdadero malhechor” al Cardenal, por delicados cuestionamientos y vínculos con los peores elementos de la sociedad antioqueña. A dicha réplica siguió otra de María Elvira Samper3 en línea similar. La réplica del Cardenal fue contraatacada por Abad en su blog de la revista Soho4. En todo caso asombra la postura oficial católica que criminaliza a las víctimas de violación, mientras hacen la vista gorda ante los abusadores. Esta actitud quedó manifiesta ante el segundo escándalo de la temporada: el huracán de los abusos sexuales de curas sobre menores de edad, cuyo “destape”, que se inició hace años en USA y otros países, llegó por fin a Colombia.

Historia de violaciones y abusos

La condecoración, el 7 de junio, del padre Efraín Rozo por parte del gobernador del departamento de Boyacá, por haber dedicado toda una vida al deporte disparó la indignación de algunas de sus víctimas de pederastia, quienes hicieron la denuncia en la emisora La W. Relataron que hacía 40 años, en el instituto Tihamer Toth, que entonces era un centro de formación de niños pobres con vocación sacerdotal, el presbítero había abusado de ellos5. Infortunadamente, en Colombia, estos crímenes quedarán impunes pues la ley colombiana considera a la pedofilia como un crimen que prescribe con el paso del tiempo. No obstante, el Padre Rozo había confesado a inicios de este año un crimen similar en Los Ángeles, EE.UU., donde Ernesto Rozo, su propio sobrino, lo demandó penalmente por haberlo violado en 1967.

Ante este escándalo, como era predecible, el Cardenal Pedro Rubiano, anterior jefe de la Conferencia Episcopal Colombiana, exasperado ante la prensa, defendió la “inocencia” del pederasta confeso sugiriendo que todo era una movida económica de los demandantes6, llegando incluso a tildar de “falto de cerebro” al reportero que insistió en la existencia del vídeo con la confesión del violador declarado7. Posteriormente el cardenal reconoció haber hablado desde la ignorancia, desconociendo la existencia del vídeo.

Doblador de cucharas en la Fiscalía General de la Nación

El tercer escándalo de la temporada, fue la denuncia por parte de la revista Semana, en sus ediciones 1271 y 1272, de la contratación en la Fiscalía General de la Nación, del “psíquico” Armando Martí, quien se cataloga de Logoterapeuta, de experto en Programación Neurolingüística, y quien afirma ser capaz de doblar cucharas8.

Gracias a la credulopatía del Fiscal General, Mario Iguarán, el “psíquico” Martí terminó con un arma de dotación, con vehículo oficial, y con un sueldo básico de unos 600 dólares mensuales, que podían llegar a 1.600, en un país donde el salario mínimo es de unos 165 dólares al mes. Y por supuesto, este dinero salía de nosotros, los contribuyentes.

El ignorante fiscal, incapaz de discernir entre la legítima ciencia psicológica, y las farsas pregonadas por su amigo psíquico, ni siquiera tuvo la decencia de renunciar a su cargo. En cambio, aceptó la renuncia del vicefiscal y mostró su desilusión ante el logoterapeuta y lo que parece haber sido su movida de filtrar documentos confidenciales con datos personales de la vida marital privada del fiscal.

La historia tomó tintes tan ridículos como el de una muñeca vudú encontrada en la oficina de la Secretaria General, la cristiana evangélica Zaidy Mora, la cual habría sido neutralizada con la oración (bastante sincrética y ecuménica) del Brujo y la Cristiana. Parece que el personal de la fiscalía desconoce la típica táctica de los embaucadores psíquicos de plantar ellos mismos los artículos de “hechicería” que terminarán neutralizando…

Pero este episodio tuvo detalles más siniestros. El brujo de marras tuvo acceso a información clasificada de inteligencia de los procesos más importantes de la fiscalía, incluyendo procesos de reinserción de paramilitares y procesos a narcotraficantes, intentos de sobornos para recuperar computadores incautados en procesos, intercepciones de comunicaciones, y otros.

Entre todos los testimonios repletos de contradicciones de los implicados, es improbable que se llegue a conocer a fondo la verdad, pero este suceso macondiano es un buen termómetro de cuán crédula e ignorante es la cúpula de funcionarios estatales en la administración actual, y cuán irresponsables pueden llegar a ser los funcionarios públicos que permiten que un farsante como Martí llegue a acceder a la información más delicada del principal ente acusador del País, añadiéndole el gasto de dineros del erario público en semejante individuo.

—Hernán Toro


Notas

  1. Para más información, consúltese el artículo de Juan Darío Rodas, “Asaltados en su buena fe: El Aborto”, disponible en línea en: http://www.escepticoscolombia.org/detalleContenido.php?id=articulo_asaltadosAborto
  2. La columna de opinión en la revista Semana, “El verdadero malhechor”, fue tan contundente que rápidamente fue copiada en incontables sitios web, por ejemplo: http://www.argenpress.info/nota.asp?num=033929
  3. Ver artículo en línea en: http://www.cambio.com.co/html/columnistas/maria_elvira_samper/articulos/5244/
  4. Ver: http://www.soho.com.co/wf_InfoBlog.aspx?IdBlg=3 La entrada está titulada “Respuesta al Cardenal”.
  5. Ver “Malos hábitos”, publicado en Semana, octubre 2 de 2006, p 56 ss. Disponible en línea en: http://www.semana.com/wf_InfoArticulo.aspx?IdArt=97301
  6. Ver nota del 10 de octubre en el periódico El Tiempo, disponible en línea en: http://www.eltiempo.com/vidadehoy/2006-10-10/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR3279295.html
  7. Véase la columna “La embarrada cardenalicia” de Daniel Coronell en la revista Semana, disponible en línea en: http://www.semana.com/wf_InfoArticulo.aspx?IdArt=97541
  8. El doblado psíquico de metales es un truco ampliamente refutado y desprestigiado que delata como farsantes a los psíquicos que claman tener tal poder. Se pueden ver los detalles de esta farsa en: http://www.escepticoscolombia.org/detalleContenido.php?id=articulo_dobladoMetales.


Debut escéptico por todo lo alto en España

Lleno hasta la bandera. Gente sentada en los pasillos, en las escaleras, escuchando desde la puerta… El debut en Bilbao del Círculo Escéptico (CE) y el Center for Inquiry (CFI) se celebró el 7 de noviembre por todo lo alto, dentro de los actos de la Semana de la Ciencia y Tecnología. El acto —una maratón de tres horas de charlas y debate titulada Misterios, la luz de la ciencia— estuvo organizado por la Universidad del País Vasco (UPV) y el periódico El Correo, además de las dos entidades citadas, y atrajo hasta el local que lo acogió a más de 150 personas ansiosas del discurso racionalista.

El éxito de la jornada radicó en gran medida en la categoría de los ponentes, calificados por algunos espectadores de primeros espadas de la ciencia y la divulgación, la mayoría de ellos profesores de la UPV. El astrofísico Agustín Sánchez Lavega, con dos portadas de la revista Nature en su haber, disertó sobre la búsqueda de extraterrestres; el biólogo Eduardo Angulo, miembro del CE, diseccionó la criptozoología; el meteorólogo Jon Sáenz examinó las témporas, un sistema popular de predicción del tiempo; y el periodista Mauricio-José Schwarz, miembro del CE, de la necesidad de aplicar el pensamiento crítico a las afirmaciones extraordinarias. En el coloquio final, se unieron a los cuatro ponentes Juan Ignacio Pérez, rector de la UPV; el bioquímico Félix Goñi, director de la Unidad de Biofísica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la UPV; y quien firma estas líneas en calidad de organizador del encuentro y moderador. El acto duró tres horas y sólo fue interrumpido por un descanso durante el cual Juan Soler, miembro del CE, protagonizó un espectáculo de doblamiento de cucharas al estilo de Uri Geller que hizo que la mayoría de los asistentes renunciara a abandonar la sala para tomarse el café que se ofrecía a la entrada.

Fueron muchos los mensajes que los ponentes lanzaron a una audiencia atenta desde el principio hasta el final. El rector de la UPV hizo hincapié en su preocupación por el relativismo cultural y por el riesgo que supone el pensamiento mágico para la democracia; Sánchez Lavega expuso las razones por las que parece que “la vida no es tan abundante como se creía” en el Universo; Angulo explicó con abundantes ejemplos y un envidiable humor cómo “no existen ni el Yeti, ni Nessie, ni otros monstruos”; Jon Sáenz demostró por qué uno de los métodos populares de predicción del tiempo no puede funcionar; Goñi confesó su “extrañeza porque una sociedad absolutamente dependiente de la tecnología esté experimentando un retorno al pensamiento mágico”; y Schwarz ofreció un par de Ferraris a mil euros cada uno, que, sorprendentemente, nadie se atrevió a comprar, aunque los enseñó en foto. Mientras tanto, fuera de la sala, Pedro Luis Gómez Barrondo, Luis Miguel Ortega y Gustavo Vázquez atendían la mesa con información adicional y ejemplares de Pensar que instaló el CE.

La frase más escuchada tras el acto fue: “¡Esto hay que repetirlo!”. Lo interesante es que quienes la pronunciaron más convencidos fueron responsables académicos a los que sorprendió la respuesta del público. Varios medios de comunicación escritos y audiovisuales vascos se hicieron eco del encuentro, al que el diario El Correo dedicó cinco anuncios previos, así como un reportaje a dos páginas a todo color al día siguiente. El Círculo Escéptico, el Center for Inquiry, El Correo y la Universidad del País Vasco trabajan ya en la programación conjunta de más actividades de este tipo que potencien el pensamiento crítico y conviertan Bilbao en una referencia del movimiento racionalista, proyecto al que podría incorporarse en breve una importante fundación cultural.

—Luis Alfonso Gámez


Brasil: famoso vidente no ve resultado de elecciones

“Hay (…) muchas otras razones que llevarán al Ilustre Presidente a perder las elecciones de 2006, por un margen del 67 por ciento de los votos contra su persona, demostrando así, que hoy lo que vale es allí en las urnas la decisión final y, no vale gastar millones que no resolverán el problema porque quien conduce todo eso es Dios, y no la voluntad de los hombres.”

—Jucelino Nobrega da Luz1

El supuesto vidente Jucelino Nobrega Luz volvió a la carga en estas elecciones. Hizo circular vía e-mail una carta que él le habría escrito y enviado al Presidente de la República Federativa do Brasil, Luis Inácio Lula da Silva alertándolo sobre acusaciones que pesarían contra los ex ministros Antonio Palocci y José Dirceu. La carta está fechada el 24 de abril de 2003. Y se da como prueba una copia con certificación de escribano —cuya imagen digitalizada fue enviada en anexo en los e-mails y se encuentra en el sitio web oficial del supuesto vidente: http://www.jucelinodaluz.com.br/cartas_presidente2.htm.

Sin embargo, la fecha del sello de la certificación es posterior a la fecha en que los hechos se hicieron públicos: es de agosto de 2006. El llamado “Escándalo del Mensalão” que siguió a la entrevista del entonces diputado Roberto Jefferson al diario Folha de São Paulo —en un contraataque al gobierno después de las denuncias de irregularidades en el Correo, órgano que Jefferson comandaba— fue divulgado a mediados de 2005. Allí se apuntaba al Ministro Jefe de la Casa Civil José Dirceu como el mentor del esquema de soborno de diputados para votar favorablemente al gobierno mediante coimas. El ministro de Hacienda Antonio Palocci cayó el día 27 de marzo de 2006 en un desdoblamiento de esa crisis después de que surgieron indicios de que el ministro violara el secreto fiscal de su casero (que afirmaba que el ministro había participado de orgías en una casa especialmente reservada).

Vale recordar que una certificación no significa validación del tenor de una copia, apenas dice que ella es una copia fiel de un original presentado. El original puede haber sido escrito prácticamente en cualquier momento entre la caída de Palocci y la fecha de certificación que consta en el sello.

En la carta constan incluso los resultados previstos para las elecciones de 2006. Nótense los errores para Río Grande do Sul, en el cual el indicado por Jucelino, Germano Rigotto, que concu-rría a la reelección ni siquiera fue a la segunda vuelta; para Bahía, donde Jacques Wagner venció en primera vuelta de forma inesperada según los analistas, y para el candidato de Ceará, Cid Gomes, que triunfó en contra de los pronósticos de Jucelino.

La posición de los candidatos en las encuestas de intención de voto en agosto de 2006 era:
San Pablo: Serra (43%), Mercadante (15%), Ibope, 18 de agosto.
Minas Geráis: Aécio (71%), Nilmário Miranda (9%), Datafolha, 23 de agosto.
Río de Janeiro: Sérgio Cabral (42%), Marcelo Crivela (19%), Denise Frossard (11%), Datafolha, 22 de agosto.
Río Grande do Sul: Germano Rigotto (28%), Olívio Dutra (23%), Yeda Crusius (12,5%), 7 de agosto.
Bahía: Paulo Souto (52%), Jaques Wagner (16%), Ibope, agosto.
Ceará: Cid Gomes (50%), Lúcio Alcântar (37%), Datafolha, 22 de agosto.

Distrito Federal: F José Roberto Arruda (47%), Maria de Lourdes Abadia (19%), 11 de agosto.
Goiás: Maguito Vilela (48%), Alcides Rodrigues (21%), 4 de agosto.
Santa Catarina: Luiz Henrique da Silveira (40%), Esperidião Amin (29%), Ibope, 24 de agosto.
Pará: Almir Gabriel (46%), Ana Júlia Carepa (26%) Ibope 12 de agosto.
Mato Grosso: André Puccinelli (62%), Delcídio Amaral (24%) Ibope 24 de agosto.

Jucelino fue superior a las encuestas —de modo dudoso— sólo en el caso de Río de Janeiro, en la cual entrevió la posibilidad de que ganara Frossard. Las encuestas fueron superiores de modo dudoso en el caso do Río Grande do Sul y Santa Catarina. Y las encuestas fueron superiores sin dudas en el caso de Ceará. El único caso en que Jucelino discrepó completamente con las encuestas fue justamente en Ceará, errando. Si atribuimos 1 punto para cada nombre correcto en la segunda vuelta y 2 puntos para el acierto en elección decidida en primera vuelta, tendremos que el total de puntos de Jucelino es igual a: 1 + 2 + 2 + 0 + 0 + 0 + 2 + 1 + 1 + 1 + 2 = 12. Para las encuestas: 1 + 2 + 1 + 1 + 0 + 2 + 2 + 1 + 2 + 1 + 1 = 14 puntos.

Moraleja de la historia: contrate a un instituto de encuestas (o lea los diarios) en lugar de un “vidente”.