Noticias Locales

Noticias locales

Argentina: exposición holística. El irresistible encanto de ser feliz

Buenos Aires, principios de abril. Afue

ra está lluvioso. Adentro reina la paz y la “buena onda”. O por lo menos así parece apenas uno ingresa al Centro Municipal de Exposiciones.

No sé por dónde empezar. Encaro el pasillo central y llego a la arena esotérica. Me esperan 80 puestos de expositores, charlas, mesas redondas y en el centro mismo de la muestra, un amplio bar en donde hacer un alto, tomar un café, hacer un descanso, pensar.

Digo “me esperan” y es literalmente así. No hago más que pasar por un stand y enseguida, muy amablemente, me ofrecen folletería y me “informan” sobre la oferta. Claro que no siempre resulta fácil entender, pero uno está dispuesto y de buen ánimo. Una mujer de “EMF Balancing Technique” comienza a explicarme cómo se puede “trabajar energéticamente el ADN”. Me pierdo en el palabrerío mientras le echo un vistazo al folleto que indica que ella es “Maestra Nivel Avanzado (Fases I–IV)” y “Profesional Master in Practice (Fases I–VIII)”. Para darse una idea de las fases, la número II, Auto Dirección y Apoyo dice: “Libera bloqueos energéticos correspondientes a eventos del pasado, transmutando nuestra historia en una columna de sabiduría y apoyo. Fortalece nuestra Auto-dirección y Auto-apoyo, permitiendo la liberación de asuntos Kármicos”. No está claro, pero tampoco estoy en plan de aclarar nada. Ensayo un “muchas gracias” y sigo avanzando. Hay muchísima gente y los corredores son algo estrechos.

En una hora ya dispongo de una buena cantidad de material como para hacer un alto, pedir un café, conseguir una mesa y sentarme a mirar los folletos y tarjetas que recogí:

Fotografía y filmación áuricas; Kirlian; gemoterapia; fenómenos paranormales; campos de energía; tratamientos (?); Feng shui, una herramienta para la evolución; ciencias esotéricas, numerología predictiva; humanología tántrica; flores de Bach; reiki; terapias espirituales; calendario maya; metafísica; registros akayicos (sic); armonización energética….

“Está bien, está bien, suficiente” me dice mi voz interior mientras apago el cigarrillo (curiosamente se puede fumar en cualquier lugar de la exposición, exceptuando las salas de conferencias) y me levanto dispuesto a continuar con la búsqueda.

Fabio Zerpa: “Parravicini fue introducido a una nave extra- terrestre en 1961”.
Fabio Zerpa: “Parravicini fue introducido a una nave extra- terrestre en 1961”.

¿”Conferencias” dije? Allá voy. Quiero escuchar qué va a decir Fabio Zerpa sobre el vidente psicógrafo (y sobre todo “dandy”) argentino Benjamín Solari Parravicini. ¿Y qué va a decir? Lo de siempre, por supuesto. La gente entra y se va de la sala permanentemente, hay bullicio alrededor: del otro lado del enorme galpón hay otra reunión y se oyen “Oms” y varios cánticos de una muchedumbre muy contenta, muy new age, que no deja escuchar a nuestros conferencistas. Alguno se queja. Otros siguen, total…

Zerpa dice con soltura que “en 1961 Parravicini fue introducido en una nave extraterrestre”, y ningún otro panelista lo contradice . Podría haber dicho que en ese mismo año Marte chocó contra la Tierra y lo mismo daba. Llegan las preguntas, y encuentro que aquí la habilidad no es de quien inquiere sino del que nunca responde lo que se le pregunta. Tal es el caso (y allí reside el éxito tal vez) del ufólogo devenido en opinador “todo terreno”, experto conocedor de la venta paranormal. Resultaba tragicómico observar cómo oradores y público podían seguir la dinámica de la conferencia sin debatir nada, como un insípido río que fluye mientras las intermitentes entonaciones mántricas provenientes del salón contiguo completaban un marco fellinesco. “Está bien, ya escuché demasiado”, o demasiado poco. Mucha palabra y magro contenido. Salgo de la sala, recorro algunos puestos más, recibo ofertas homeopáticas, áuricas y bachianas. Observo a un joven Marcel Marceaux del esoterismo practicando una sesión de Buddho (“Sistema de sanación natural ancestro del Reiki”) a una… ¿paciente?, y me resulta muy llamativo un afiche que veo expuesto allí: “¿Se contagian las enfermedades? ¿Se contagia el SIDA? La quimioterapia y los rayos ¿son útiles para el cáncer?”… Me quedo pensando por qué se pregunta algo tan evidente. La verdad es que en la página web de este “sistema de sanación” (www. axel.org.ar) se habla pestes de la quimioterapia. Y su responsable, Axel Makaroff, hace “consultoría” sobre temas de salud… El costado negro de la “buena onda”.

Sigo la corriente, tomo otro café y mientras voy hacia la salida resuenan en mi cabeza unas sabias palabras de mi finado padre: “No hay caso, no se puede ser feliz si no es al precio de cierta ignorancia”.

—A. J. Borgo


Brasil: Medicina Alternativa de la A a la Z

Uno de los libros más vendidos del momento en Brasil es Medicina Alternativa de la A a la Z, un resumen alfabético de creencias populares y curanderismo. Allí el autor, un tal Carlos Nascimento Spethmann, afirma que el cáncer puede evitarse ingiriendo un único tipo de fruta en las comidas, mientras que la diabetes se combate con la aplicación de una compresa de arcilla y cebolla rallada en la región lumbar. Para el tratamiento de la bronconeumonía indica miel de abejas, jugo de ajo y sopa de cebolla; “si el tratamiento no funciona después de las 48 horas, vaya al médico”, se ataja el autor.

Sheila Mello, modelo que aparece en el aviso publicitario del libro en cuestión. ¿Se la imagi- na con un ejemplar de Pensar en sus manos? El pensamiento crítico necesita promotoras...
Sheila Mello, modelo que aparece en el aviso publicitario del libro en cuestión. ¿Se la imagi- na con un ejemplar de Pensar en sus manos? El pensamiento crítico necesita promotoras…

El libro ya vendió más de 2 millones de copias y, hasta el cierre de esta edición, llevaba 35 semanas en la lista de los más vendidos, en la categoría no-ficción. Por su única obra, el año pasado la Editorial Natureza facturó cerca de 15 millones de dólares. Parte del extraordinario éxito de la publicación está en su campaña de marketing. Artistas y otras personalidades reciben abultados cachéts cada vez que exaltan en la televisión las cualidades milagrosas del libro, en los horarios de mayor audiencia. La muchacha que protagoniza el aviso de Medicina Alternativa de A a Z es Sheila Mello, ex bailarina de un grupo de samba cuyas dotes son más conocidas cuando da la espalda a las cámaras que cuando está de frente a ellas. El hecho de que una ex modelo de Playboy sea portavoz de tratamientos médicos toma un cariz trágico cuando se advierte que el autor del libro carece de formación médica alguna. Esto es evidente; lo difícil es descubrir quién es el autor.

La revista brasileña de noticias Veja averiguó que Carlos Nascimento Spethmann es en verdad un seudónimo compuesto por el nombre de los dueños de la Editorial Natureza —Luiz Carlos Silva y Marcos Spethmann— y del periodista Eliseu do Nascimento, verdadero redactor de la obra. Antes del éxito alcanzado por el libro, los tres trabajaban para la editorial A Verdade Presente perteneciente a la Iglesia Adventista del Séptimo Día de la Reforma. Nascimento, que también es profesor de periodismo en la Pontificia Universidad Católica de San Pablo, es acusado por la Iglesia Adventista de haber plagiado sus libros de medicina alternativa. La editorial Verdade Presente respondió entonces al plagio con otro plagio: lanzó una obra con el mismo formato de abecedario de Natureza.

Aunque los tratamientos alternativos indicados por Medicina Alternativa de A a Z sean inocuos en su mayoría, la obra es considerada peligrosa por los médicos, ya que el tiempo que el paciente pierde con tratamientos mágicos puede representar la diferencia entre la vida y la muerte en el caso de dolencias graves. “Un libro como ese es un mal servicio a la población. No puede ser llamado de medicina”, dice el geriatra Clineu Almada Filho, de la Escuela Paulista de Medicina. Es triste constatar que, en un país donde la salud pública se encuentra resquebrajada, resulta más fácil y atractivo invertir en jugo de ajo y sopa de cebolla que buscar un tratamiento convencional. Para éste último, el infortunado paciente deberá enfrentar kilométricas y agobiantes filas.

—Widson Porto Reis


Chile: vidente dice haber hallado
a niña desaparecida en accidente

El 5 de febrero pasado, el vehículo conducido por Sergio Iturriaga, un conocido médico oftalmólogo de la ciudad de Osorno, en el sur de Chile, cayó en un barranco y fue arrastrado por el caudal del río Cajón, cuando el doctor y su familia disfrutaban de sus vacaciones. Iturriaga y su esposa murieron, mientras que su hija de siete años, Catalina Iturriaga, fue rescatada herida. Su hermana de dos años, Gloria, se perdió en el agua.

La tragedia, que ocurrió en una zona apartada de la Undécima Región, en el extremo austral del país, impactó no sólo por la desgracia implícita en la muerte de los padres, sino porque los expertos de Carabineros, la policía uniformada, no podían hallar el cuerpo de la niña desaparecida. La desesperación de sus familiares fue tal que los abuelos y tíos de la pequeña decidieron ofrecer tres millones de pesos (unos cinco mil 200 dólares) a quien ayudara a encontrar a Gloria.

Pasaron tres semanas sin noticias. Los parientes no daban más con sus nervios y decidieron contactar a la vidente Isabel Cristina Ávila, conocida como la “psíquica de Chimbarongo”, por la localidad de la Sexta Región donde vive. La mujer, que habla de sí misma en tercera persona y dice tener la capacidad de hallar a personas desaparecidas con tan sólo ver una fotografía de la víctima, recibió una imagen de la menor y, con sus inescrutables poderes, bosquejó un “mapa” donde localizaba el cadáver en una orilla del río, desnudo y rodeado de ramas y troncos.

Tan contundente aporte fue enviado vía fax a Carabineros que trabajaba en la búsqueda de Gloria. La policía siguió con sus pautas y gracias a la ayuda del campesino Eduardo Opitz logró dar con Gloria Iturriaga tras 44 días de búsqueda. Lo curioso es que la mentalista se atribuyó el hallazgo, pese a que éste ocurrió tres semanas después de que ella envió su dibujo con la presunta ubicación del cuerpo. Parece que sus indicaciones no eran tan exactas como ella pretende.

Pese a todo esto, y a que era evidente que la menor sería encontrada en la orilla del río, desnuda y rodeada de ramas debido a lo correntoso del caudal y a ser una zona boscosa, Isabel Cristina pudo sacar algunos beneficios por sus apariciones en la prensa. Fue invitada a un estelar de televisión (donde pagan por aparecer) y otros parientes de personas desaparecidas le pidieron sus servicios. Y aunque ella dice no cobrar por las búsquedas, sí lo hace por las “lecturas del aura” que realiza para ganarse la vida, y que también promocionó en los medios.

Un nuevo desafío, sin embargo, demostró que algo huele mal en los poderes de esta mentalista. El 11 de abril un bote se volcó en la laguna del Maule, en la Séptima Región. Cuatro personas desaparecieron en las aguas, y viendo que la psíquica aparecía tanto en los diarios como en la TV, los familiares se pusieron en contacto con ella. Isabel Cristina fue al lugar y quedó en blanco. Lo único que atinó a decir fue que para que los cuerpos fueran encontrados, sería vital el papel del Grupo de Operaciones Especiales de Carabineros y los buzos tácticos de la Armada, justamente los encargados de la búsqueda.

Aún con los poderes bloqueados, la vidente declaró sobre los cuerpos al diario La Cuarta que “de estar aquí, ellos están aquí, porque no pueden estar en otra parte”. Pensar intentó ponerse en contacto con la psíquica para, entre otras cosas, entender esas declaraciones y saber por qué la poderosa mente de esta mujer no ha encontrado los cuerpos de los detenidos desaparecidos de la dictadura de Pinochet o a otros casos emblemáticos resueltos por la policía. Pero Isabel Cristina, quizás previendo que no le convenía, optó por no contestar.

Aunque la justicia ya le hizo ver que si seguía entorpeciendo las investigaciones con sus dislates la acusarían de falso testimonio, Isabel Cristina sigue diciendo que ha ayudado a la policía y que en su currículum hay 40 personas halladas. Lo más curioso de todo es que ella colabora con la Corporación “Ayúdame”, conformada por familiares de desaparecidos. Y adivinen qué: Isabel Cristina todavía no encuentra a nadie de la Corporación. Vaya poderes.

—Diego Zúñiga


España: Fernando Jiménez del Oso (1941–2005) Desaparece el rostro del misterio

La televisión paranormal ha perdido en España a su personaje más popular con la muerte de Fernando Jiménez del Oso a los 63 años, víctima de un cáncer de pulmón. El psiquiatra de las grandes ojeras y la voz cavernosa fue el rostro del misterio desde que en 1974 irrumpió en la televisión pública con una pequeña colaboración sobre fenómenos extraños en el magacín dominical Todo es posible en domingo. A partir de ese momento, su imagen se hizo más y más familiar, hasta el punto de poner su cara como reclamo en la portada de todas las revistas y colecciones de libros que dirigió.

La muerte de Jiménez del Oso era algo que, vista la evolución de la enfermedad, esperaban sus amigos desde hacía tiempo; pero sorprendió el 27 de marzo a quienes no estábamos al tanto de su salud. Al mediodía, comenzó a correr un rumor que se confirmó a media tarde y dio paso a mensajes de sentido dolor en las listas de correo por parte de los seguidores del psiquiatra de lo oculto, un personaje cuya trayectoria se caracterizó por dar crédito a todo tipo de disparates, aunque lo hizo siempre con el rostro pétreo y una aparente imparcialidad.

Fernando Jiménez del Oso
Fernando Jiménez del Oso

Fernando Jiménez del Oso nació en Madrid en junio de 1941, estudió Medicina y acabó en la televisión por casualidad, aunque su paso por la pequeña pantalla le marcó de por vida. Eran los tiempos en los que en España sólo había dos canales de televisión, y los dos eran públicos. El éxito de su sección en Todo es posible en domingo animó a los responsables de Televisión Española (TVE) a darle un programa para él solito en 1976. El espacio se llamaba Más Allá y, en él, el psiquiatra abordaba los enigmas de siempre —los platillos volantes, el espiritismo, los fantasmas…— desde un tenebroso despacho.

Más Allá fue un éxito, como La Puerta del Misterio, hasta que el programa desapareció de la programación de TVE de la noche a la mañana después de la emisión de un sorprendente reportaje. El 13 de febrero de 1983, como en muchas ocasiones antes, Jiménez del Oso presentó asépticamente un documental de producción extranjera y, tras la emisión, se limitó a poco más que despedirse. El problema fue que el producto se titulaba Alternativa 3, en él se hablaba de una conspiración de las grandes potencias ante un inminente fin del mundo por desastre ecológico y Jiménez del Oso lo había calificado de reportaje de investigación, pero en realidad era un producto preparado para el Día de los Inocentes anglosajón, el 1 de abril.

Tras el escándalo de Alternativa 3, Jiménez del Oso siguió haciendo series para la televisión, pero ya no volvió a ser lo mismo. Poco a poco, sus apariciones fueron arrinconadas a los canales autonómicos. En 1989, fundó la revista Más Allá, de la que se desvinculó pronto para crear Espacio y Tiempo (1991–1995) y, por último, Enigmas (1995), cuyo futuro ahora se vislumbra incierto. En las tres revistas y en las colecciones de libros que dirigió, su rostro en la portada se utilizaba como aval de rigor, aunque lo cierto es que él nunca fue riguroso.

A finales de los años 70, Jiménez del Oso creía que existían “bases submarinas de OVNIs cerca de las islas Canarias”, aseguraba que había visto varios objetos volantes no identificados y confiaba en “tener contactos en breve con seres del planeta Ummo”. En 2000, confesó al diario La Vanguardia que había convivido con un fantasma y fue condenado por haber publicado en Enigmas un reportaje en el que se plagiaba un relato de los novelistas Fernando Marías y Juan Bas —una fábula en la que Federico García Lorca habría sobrevivido a su fusilamiento— y que se presentaba como reportaje de investigación.

Fernando Jiménez del Oso fue, no obstante, un magnífico comunicador del que todos deberíamos aprender. Vendió los misterios en la tele como nadie lo ha hecho.. La mercancía que comercializaba era fraudulenta y él, demasiado inteligente como para ignorarlo; pero eso no impide reconocer que fue un magnífico divulgador que consiguió que el público confiara en él. Si algún día existe en el mundo hispano alguien capaz de hacer lo mismo desde el punto de vista escéptico, habrá que felicitarse. Por ahora, no lo hay.

—Luis A. Gámez


Colombia: ultratumba en los medios

Eventos de posesiones demoníacas, fantasmas, y poltergeists han reverberado en los medios masivos de comunicación del país. Periódicos como El Tiempo y El Colombiano, y noticieros como los del Canal Caracol y RCN, han presentado una buena carga de supuestos fenómenos paranormales.

Desde Medellín, por ejemplo, se reportó un exorcismo efectuado el dos de marzo pasado en una casa supuestamente embrujada del barrio Santa Cruz. De acuerdo a los confusos reportes, el fenómeno parece ser el típico Poltergeist: una casa en la que vive un joven alrededor del cual suceden fenómenos extraños que no dejan dormir a los demás moradores. El noticiero no hizo hincapié en el resultado típico que resulta de investigar estos casos: niños bromistas haciéndoles pasar un mal rato a sus allegados. El tipo de objetividad del reporte de RCN puede verse en un fragmento extraído del sitio de noticias: “Durante la bendición de la vivienda, un joven que se atrevió a visitarla fue sometido a un exorcismo. Durante cuatro horas se registró una intensa lucha contra el mal. El sacerdote y sus asistentes por fin lograron vencer al espíritu que estaba dentro de su cuerpo”. Menos mal que tenemos medios tan bien preparados que son capaces de detectar cuándo un exorcismo logra vencer a un espíritu.

En otro caso, el 17 de marzo noticias RCN reportó de supuestas posesiones demoníacas que ocurrieron en Sincelejo. En particular se relataba el caso de una niña de 12 años que sufría convulsiones y agresividad durante los ataques, y que sólo se calmaba cuando le aplicaban agua bendita. Incluidas en el reporte de RCN venían narraciones de personas que comenzaban a adjudicar accidentes comunes a la influencia nefasta de la posesión. Incluso gente adulta comenzó a reportar entes que los tomaban de los pies y los arañaban cuando estaban en la cama, y que al abrir los ojos, se veían como sombras oscuras que se metían bajo la cama: típicos elementos de las alucinaciones hipnagógicas e hipnopómpicas.

Queda en el aire la cuestión de cuán serio y necesario es reportar estos supuestos fenómenos, que en el peor de los casos podrían llegar a causar peligrosas histerias colectivas semejantes a la ocurrida en Delhi, hace pocos años, con los ataques del “hombre mono”. Aunque es innegable el deber de los medios de informar de cualquier fenómeno que ocurra —en este caso, el fenómeno sociológico de la creencia popular en posesiones—, deja demasiado que desear el lenguaje crédulo utilizado, como si las causas de los fenómenos reportados fueran verdaderas influencias sobrenaturales y demoníacas.

—Hernán Toro


Perú: Sábana Santa acapara los medios

El 27 de marzo, “domingo de resurrección”, el diario El Comercio publicó en su sección “A” una infografía a toda página y color llamada “El mensaje del Sudario”. Favorecía la postura creyente, según la cual la imagen fue producida sobrenaturalmente por el cuerpo resucitado de Jesús, desacreditando las pruebas del carbono 14 que afirman que el manto pertenece a la Edad Media. Ese mismo día, otro periódico, El Dominical, publicó una nota semejante. El siguiente jueves 31, afortunadamente El Comercio publicó dos cartas aclaratorias de lectores que defendían la teoría de la pintura y fraude medievales (una de ellas de quien escribe estas líneas, basada a su vez en el artículo de Hernán Toro “Las anomalías ignoradas del ‘Sudario’ de Turín” publicado en Pensar, Vol. 1 Nro. 1).

Entre el 12 y 15 de abril se realizó en la Universidad de Lima —un centro privado mayormente para jóvenes de las clases pudientes limeñas— el Congreso Internacional sobre la Sábana Santa, donde se expuso una copia de tamaño natural del sudario de Turín. El evento fue inaugurado por un obispo y asistieron unas 3.000 personas, algunos invitados de universidades confesionales y de la prensa. La entrada que pagó la mayoría del público rondaba los 9 dólares.

La conferencia inaugural, “La Ciencia y la Sábana Santa de Turín”, estuvo a cargo del físico John Jackson, quien habló en su condición de científico y creyente. Lamentablemente, no hubo tiempo para que el público hiciera preguntas luego de su exposición.

El congreso —de amplia cobertura en los medios de prensa— promovió la hipótesis (“demostración científica”) de que el sudario tiene 2.000 años y que es evidencia de la resurrección de Jesucristo, y fue organizado conjuntamente por el Instituto Vida y Espiritualidad (perteneciente al culto católico peruano Sodalitium Christiane Vitae) y el Turin Shroud Center of Colorado (EE.UU.), cuyos fundadores son el Dr. Jackson y su esposa. Además de ellos, disertaron el arqueólogo Francisco Iriarte, el historiador Armando Nieto Vélez y otros profesionales, todos ellos creyentes católicos.

Sobre el tema en cuestión, Joe Nickell (autor e investigador del CSICOP) y Hernán Toro (ingeniero electrónico y docente de la Universidad Pontificia Bolivariana, Colombia) son esperados para hablar del famoso “sudario” de Turín en la “Primera Conferencia Iberoamericana sobre Pensamiento Crítico: Impacto social del Dogmatismo y el Engaño” a efectuarse en Lima los días 24 y 25 de septiembre.

—Manuel A. Paz y Miño


Puerto Rico: los extraterrestres tienen su propio día

El alcalde de Lajas, Marcos “Turín” Irrizarry Pagan ha proclamado la carretera PR 303 como la “Ruta Extraterrestre” y el 5 de diciembre del 2004, como el día extraterrestre. Esta carretera es centro de reunión de los ufólogos de la isla, donde celebran ocasionalmente campamentos de vigilia extraterrestre. La proclama ha sido impulsada por los seguidores de los “extraterrestres” del área oeste dirigidos por el profesor Reinaldo Ríos.

Desde la época de los 40, a raíz del famoso incidente de Roswell, Nuevo México, hemos tenido cientos de miles de informes de personas que aseguran haber visto alguna clase de objeto volante que han identificado como un “platillo volador”. Aunque en la mayoría de estos casos se han dado explicaciones razonables para estas visiones, los aficionados y “profesionales” ufólogos continúan promoviendo las historias que afirman que somos visitados por seres extraterrestres.

La Sociedad de Escépticos de Puerto Rico protesta enérgicamente la proclama del alcalde de Lajas declarando la carretera PR 303 como la “Ruta Extraterrestre”. Esta acción podría atraer algún turismo al área, pero también muestra el gran desconocimiento existente sobre la posición científica mundial en este asunto. El país que tiene uno de los instrumentos más famosos del mundo para el estudio del cosmos, el Observatorio Ionosférico de Arecibo, pregona su ignorancia sobre el tema. Dicha declaración ha traspasado nuestras fronteras y es motivo de conversación y burla en otras partes del mundo (véase www.perspectivas.com.mx).

Es de amplio conocimiento que no existe ninguna prueba científica de la visita de extraterrestres a Puerto Rico o al resto del mundo. Sólo existen en la imaginación de los investigadores y propulsores de este tipo de eventos. Lea El gran engaño de los platillos volantes, por Luis Alfonso Gámez en www.escepticospr.com/Archivos/ovnis1.htm.

Antes de semejante proclama se pudo haber consultado al Observatorio Ionosférico y a su Director de educación científica, Dr. Daniel R. Altschuler, sobre la veracidad de estos reclamos.

Esto sucede justo cuando se acaba de publicar el libro Ciencia, pseudociencia y educación, escrito por Daniel R. Altschuler, Joaquín Medín y Edwin Núñez. El libro trata sobre las diferencias entre la ciencia y otras disciplinas (pseudociencias) que pretenden serlo.

—Luis Ramos