Reseñas

¿Qué diría H.L. Mencken si fuera canalizado?

screen-shot-2016-11-17-at-10-36-06-amInfiltrado. Connie Willis. Libros del Atril, S.L. 2006. 92 páginas.


Si existiese el otro mundo, a estas alturas Isaac Asimov ya habría escrito un libro al respecto.
—Anónimo

Qué pensarías si fueses el editor de una prestigiosa revista escéptica, El ojo cínico, y tu nueva ayudante (alguien que tú mismo reconoces que es demasiado buena para ser cierta: rica, hermosa e inteligente), te llevase a ver a una médium de moda y, en medio de su representación, ésta empezase a canalizar al Alto Sacerdote de la Irreverencia, al Azote de Estafadores, Creacionistas, Curanderos y Bobos, a Henry Louis Mencken?

A partir de esta fascinante premisa, la novelista Connie Willis ha escrito una pequeña obra de arte escéptico. ¿Cuántas veces nos hemos quejado de como el paso al otro mundo parece afectar hasta a las mentes más preclaras de la Historia que (a través de sus supuestos canalizadores) sólo saben luego balbucear tonterías esotéricas y no son capaces de aportar la más mínima información valiosa? Quizá era sólo cuestión de tiempo…

La brevedad de la obra impide profundizar en los detalles desmitificadores, pero puede jugar a favor nuestro porque la autora aplica esa máxima de “enseñar deleitando” y ha sabido contar una historia que es imposible abandonar una vez empezada sin llegar hasta el final. Éste último quizá no satisfaga a los puristas, pero no debemos olvidar que, después de todo, se trata de ficción. Para mí, resulta mucho más valiosa por cómo consigue retratar la necesidad de creer de la gente… hasta la del escéptico más redomado.

Sólo un pequeño detalle estropea el libro. Algunos errores de traducción y edición dificultan una lectura fluida. Quizá nuestros lectores podrían intentar hacerse con el original en inglés pero, de todas formas, no son fallos tan graves como para desaconsejar la lectura de unas de las pocas obras de inspiración escéptica que todo desmitificador que se precie debería tener en su biblioteca.