Pastillas

Ufólogo dice que ovnis hicieron desaparecer lago en Chile

Cuando los guardaparques del extremo austral chileno descubrieron que el lago Témpanos —ubicado en la Duodécima Región— estaba seco, sin una miserable gota de agua, pensaron en miles de respuestas para intentar explicar el curioso fenómeno. Seguramente pensaron en todo, menos en OVNIs. Los ufólogos, claro, hicieron esa parte de la tarea.

El 27 de mayo de este año cinco funcionarios de la Corporación Nacional Forestal patrullaban el Parque Nacional Bernardo O’Higgins cuando descubrieron una enorme hondonada donde antes había un espejo de agua alimentado por el derretimiento de glaciares. Sorprendidos, dieron a conocer la noticia, que rápidamente llegó a los titulares de la prensa nacional e internacional.

Como era de esperarse, los escandalosos acusaron al calentamiento global. Otros, claro, optaron por vías aun más insólitas. “Cuando hay situaciones inexplicables siempre se alude a los OVNIs”, dijo el ufólogo Rodrigo Fuenzalida al ser consultado por el diario Las Últimas Noticias. El “experto en OVNIs” ha hecho las mismas declaraciones en antiguos programas de radio y televisión, donde ha acusado a los OVNIs de “robar” agua de centrales hidroeléctricas de la zona central del país.

“Eso tiene fundamento”, declaró al diario. “Tenemos constatado que ciertos OVNIs succionan agua. Hay un caso en el lago Colbún, con testimonios de carabineros y civiles que lo vieron posarse sobre el lago y recoger agua. Eso existe”. En una entrevista que le realizamos en 1999, el ufólogo contó la misma historia de los marcianos sedientos. A los OVNIs incluso les da el nombre de “robones”, pues “roban” agua.

Casualmente, Fuenzalida se encontró con Pensar en Santiago de Chile poco después de aparecer en la prensa defendiendo tan especial hipótesis y comentó que estaba muy molesto con el periodista de Las Últimas Noticias que lo entrevistó, pues según el ufólogo fue totalmente tergiversado. “Si yo soy escéptico…”, apuntó sin asomo de sonrojo.

Más allá de este conveniente escepticismo a medida, lo cierto es que el lago desapareció pues parte de su muro de contención está formado por glaciares. Al derretirse los glaciares, el agua escurrió, secando completamente el lago Témpanos, que ahora que las temperaturas bajaron y endureció nuevamente el glaciar, volvió a llenarse, para satisfacción de los amantes de los lagos.