Reseñas

Una obra candidata a ser un clásico

2-3-resenasOVNIS y ciencias humanas. Un estudio temático de 50 años de bibliografía. Por Ignacio Cabria García. Fundación Anomalía. Santander, España, 2003. 308 páginas.


Una de las obsesiones primarias de aquellos iniciales aficionados al tema de los platillos voladores, como se los llamaba en los cincuenta y sesenta, era que —de una vez por todas— algún científico se ocupara del asunto y así tapara la boca de los incrédulos, que consideraban que el tema no merecía mayor atención. Por eso Antonio Ribera, uno de los ufólogos más conocidos de España, celebraba la aparición del libro Fenómenos insólitos del espacio (1967), del doctor en informática Jacques Vallé y su esposa Janine, como un ejemplo de que los hombres del laboratorio en realidad sí indagaban el particular tópico.

Pero la verdad es que no hubo muchos hombres de ciencia realmente interesados en el fenómeno en ciernes, particularmente porque éste no aportaba nada sustancial, aparte de testimonios vagos y huellas que difícilmente convencerían a alguien. Los pocos que lo hicieron actuaron de mala fe, para ganar algún dinerillo en conferencias plagadas de personas deseosas de la confirmación por una voz autorizada de que sí, es cierto, no estamos solos en el universo.

Eso ocurría en las ciencias duras. ¿Y cómo andaba la cosa por el lado de las ciencias humanas? Tal vez el hombre más indicado para responder esa pregunta es Ignacio Cabria, un antropólogo español vinculado a la Fundación Anomalía, autor del excelente libro Entre ufólogos, creyentes y contactados (1993) y que diez años más tarde se aventuró con OVNIS y ciencias humanas en el ámbito de los trabajos académicos y de los otros que han abordado el tema OVNI desde enfoques ligados a las ciencias sociales.

El mismo Cabria apunta en la introducción de su obra que “los psicólogos, sociólogos y antropólogos empezaron tarde a prestar algún interés por este tema”, aunque añade luego que “podemos decir que desde los años ochenta se cuenta con una abundante producción de trabajos desde aquellas disciplinas” (pág. 11). Y se dedica a diseccionar esos trabajos en buena parte de su texto, dividido en cuatro grandes secciones: “La ufología de enfoque psicosociológico”, “La psicología aplicada a las observaciones OVNI y a las abducciones”, “Sociología del fenómeno OVNI” y “Hacia una topología del tema OVNI y extraterrestre”.

Si bien es cierto que, como dice la bajada de título del libro, éste es un estudio temático de 50 años de bibliografía, el autor expone los argumentos de otros y emite sus juicios de forma acertada, contextualizando convenientemente ideas que hoy podrían parecer extravagantes, aunque en su momento implicaron verdaderas revoluciones en el campo de la Ufología. Sirva como ejemplo el intento de Jacques Vallée de equiparar los encuentros con humanoides extraterrestres con las viejas leyendas de apariciones de hadas en Pasaporte a Magonia (1972).

En cierto modo, este viaje por los libros ufológicos supone también un recorrido por la larga historia de esta disciplina con ansias de ciencia, y claramente implica un paseo por las diversas explicaciones que se han ensayado para sentenciar de una buena vez el aparente misterio. Cuando este viaje se realiza con la guía de un conocedor del tema como Cabria y se remite sólo a los textos más interesantes aparecidos en todos estos años, dejando de lado prácticamente toda la basura que generó la ufología, sin dudas el resultado del periplo es bastante más enriquecedor.

Así, saltándonos episodios de la fantasía literaria pro extraterrestre, nos adentramos en los debates entre creyentes y escépticos, las explicaciones sociológicas del estilo “pánicos sociales” o “contagios histéricos”, rememoramos qué ideas tenía Carl Jung sobre estos aparentes “mandalas”, conocemos las posturas que entienden a los OVNIs como un folklore moderno y revisitamos al francés Michel Monnerie y su propuesta psicosociológica. Parece confuso, pero —a pesar de todo este entramado— Cabria piensa que no debemos necesariamente entender estas explicaciones como excluyentes, sino más bien al contrario. “Sólo mediante la integración de lo psicológico con el fondo de creencias de la sociedad es posible llegar a comprender un fenómeno multifacético como éste”, escribe en sus palabras finales, que anteceden a una bibliografía francamente monumental.

Además de mostrar que en muchos casos los estudiantes universitarios se han mostrado abiertos a analizar este tema desde puntos de vista novedosos, en tesis o memorias de grado de gran nivel académico, Cabria logra poner sobre la mesa muchos de los trabajos más interesantes ligados a la ufología publicados en lenguas distintas al castellano, realizando un aporte de suma utilidad para todos aquellos que no tienen acceso a ese material.

En resumen, cualquier persona que esté medianamente interesada en saber qué se lleva en el tema OVNI desde un punto de vista serio, alejado de las luces de la fantasía mediática pro alienígena, debe tener este libro como texto de cabecera. Ignacio Cabria es de esos estudiosos que hacen que el académico universitario se interese por la investigación del fenómeno social que significa la creencia en los visitantes extraterrestres, y ese mérito lo conjuga junto a una entrega precisa, limpia, informada y de invaluable calidad argumentativa. Así como va, ésta es una obra destinada a ser un clásico.